Clérigos esperan cambios con proceso electoral 2015

Raúl Vera dice que la actual situación que enfrenta el país es consecuencia de la mala costumbre de los ciudadanos a ver cómo se repiten los políticos en los diferentes cargos de elección popular.

Saltillo, Coahuila

El obispo de la Diócesis de Saltillo, Raúl Vera López, consideró que el panorama político de Coahuila tiene muchos desafíos.

"No tenemos paz, tenemos secuestros, tenemos desapariciones, tenemos extorsiones, hay mucha gente en la calle que no tiene para vivir, no tienen para pagar".

Además, estimó que el "talón de Aquiles" del gobierno son las políticas sociales y luego la atención a los Centros de Readaptación Social (Ceresos), pues señaló que no se están recuperando a los seres humanos que se encuentran recluidos en estos sitios. 

Vera López se negó a hablar del proceso político que se lleva a cabo en nuestro país. "No quiero hablar del proceso político, ¡por Dios!", respondió ante el cuestionamiento sobre si apoya a Javier Sicilia Zardaín, activista mexicano, quien ha hecho el llamado a la ciudadanía para no votar, ante lo cual el obispo dijo que es decisión de cada persona hacerlo o no y que aún no fija una postura al respecto.

De igual manera, se negó a emitir su opinión respecto a la participación de las mujeres en la vida política del país.

Indicó, no tenía tiempo para responder a los cuestionamientos que se le hacían y no concedería la entrevista "así, sin pensarlo".

Sin embargo, en el tema sobre los avances de la nueva constituyente, en la cual es participe activo, comentó que lo que se pretende es hacer una reunión amplia, con personas que ya están convencidas sobre que ese es un camino y de ahí formar una mínima estructura provisional de donde se genere la manera de hacer presente el órgano.

"Yo estoy proponiendo dividir por regiones la República Mexicana, y que en esas zonas se instale primero tener plantilla, al menos provisionalmente, porque esperamos se vallan adhiriendo más personas", precisó el presbítero.

Subrayó también que es muy importante que se redacte una constitución dictada por el pueblo, al tiempo que explicó que "esta es la vía para crear el sujeto social que nos dé una ciudadanía madura".

Vera López reiteró que la actual situación que enfrenta el país es consecuencia de la costumbre de los ciudadanos a ver cómo se repiten los políticos en los diferentes cargos de elección popular, "cómo saltan de un puesto a otro; llegamos y votamos por ellos".

"Se ha permitido que haya una clase noble de políticos, que viven del erario y que cada vez le sale más caro al país mantener este grupo. Para los gustos que tienen y las libertades que se dan, sale muy caro mantenerlo".

Destacó que es evidente que la constituyente se tiene que crear desde la base del pueblo, tema que será tratado en la reunión que sostendrán hoy, en la ciudad de México.

Detalló que en el encuentro, por primavera se propondrá a nivel nacional la conformación de la constituyente. "Ahorita tenemos lo que llamamos facilitadores, en este momento ya tenemos un grupo reducido pero que está teniendo ya en contacto con grupos de todos los estados".

Para el vicario general de la Diócesis de Gómez Palacio, Julio Carrillo Gaucín, el reto de los partidos políticos ante este proceso electoral en puerta para renovar la Cámara de Diputados será revertir el desencanto que prevalece entre la población ante las promesas incumplidas.

Sostuvo que se ha vuelto una práctica sistemática de todos los partidos el hacer muchas promesas, pero pocas propuestas, por lo que ahora sus candidatos deben ofrecer iniciativas alcanzables y no engaños.

A pregunta expresa, dijo que el abstencionismo sería el riesgo que pudieran pagar los partidos políticos, sin excepción, ante tantos incumplimientos, pero consideró que éste no sería tampoco el mejor camino que pueda adoptar la sociedad electora.

"Si votan mil personas o si votan cinco, el candidato que quede con el mayor número de sufragios será el que nos representará y no es la postura más madura la abstención".

En este sentido, el padre Carrillo Gaucín manifestó que por el contrario, la actitud debe ser de exigir cuentas y resultados sobre las promesas que recibieron del representante que se eligió un periodo antes y sobre ello valorar a quién conceder el sufragio en la elección en puerta.

Detalló que el abstencionismo genera indiferencia y apatía al no cumplir con uno de los deberes más importantes que como ciudadanos se tiene para elegir a los representantes populares, aunque a veces estos respondan más a los intereses partidarios que a los ciudadanos.

En este sentido, el vicario general de la Diócesis de Gómez Palacio calificó que el gran problema que se tiene en México es la partidocracia, donde se ha intencionado más los intereses de los partidos que el bien común y eso se observa cuando de 2009 a la fecha se ha incrementado en más de 60 por ciento el presupuesto asignado a los institutos políticos.

"Esto no refleja otra cosa que una falta de amor a un pueblo pobre sobre todo ese dinero que se va a la basura cuando hay tantas necesidades", agregó.

Al concluir, dijo que la suma total de 10 partidos políticos que habrán de participar en esta próxima contienda habla de un exceso de partidocracia, pero carentes de propuestas, por lo que se corre el riesgo de que la gente les cobre el desencanto de otra manera.