'Grave' califica Obispo falta de atención en hospital general

Raúl Vera López señaló que los maestros también enfrentan el problema de falta de atención en la clínica del magisterio, donde tampoco se cuenta con los recursos necesarios.
Obispo de Saltillo, Raúl Vera López.
Obispo de Saltillo, Raúl Vera López. (Ana Ponce)

Saltillo, Coahuila

El Obispo de Saltillo, Raúl Vera López, calificó como un problema grave el que debido a la falta de recursos materiales y económicos no se brinde la atención medica a la gente que acude al Hospital General de esta ciudad.

Maestros en activo, pensionados y jubilados de la UAAAN y UA de C, se han manifestado en diversas ocasiones para solicitar al Gobernador Rubén Moreira Valdez que resuelva la problemática del servicio médico, así como la modificación de la ley de pensiones que en su reforma les perjudica.

"Es muy grave este asunto, ya tenía el dato del problema que tiene el hospital general desde hace un rato, porque la gente me dice que inclusive tienen que alquilar el equipo (médico), que no hay medicinas", comentó.

"Esto no es nada más un invento de ellos, yo conocí el hospital cuando fue implementado y ahora ya no tiene todo ese equipo, ¿porqué ya no está? No se necesita tener mucho cacumen (inteligencia), para decir que ese equipo si no lo pagan pues ese equipo se retira", dejando ver que es resultado de la deuda de Coahuila, por lo que lo hospitales ya no tienen recursos.

De igual manera señaló que los maestros también enfrentan el problema de falta de atención en la clínica del magisterio, donde tampoco se cuenta con los recursos necesarios para proporcionar los servicios de salud, inclusive no se cuenta con medicamento suficiente.

En este sentido aseguró que la pastoral social de la Diócesis de Saltillo, apoyará a los maestros de las universidades de Coahuila que reclaman al Gobierno del Estado que se termine con el desabasto de medicamentos en las clínicas del magisterio y que se castigue a los responsables de la quiebra de las instituciones de seguridad social de los trabajadores de la educación.

"Vamos a ver cómo se pueden organizar, esto es un principio porque ellos (los maestros) todavía no tenían una organización, en lo que nosotros desde la pastoral social de la diócesis podamos ayudar para fortalecer una organización que le de seguimiento a esta iniciativa que han tenido porque es un problema muy grave", dijo.