“Ya conocía los hechos que se dieron en Piedras Negras”

El Obispo de Saltillo, Raúl Vera López, aseguró que clérigos y feligreses se comunicaban con él, por lo que no le causó sorpresa cuando la información salió a la luz en los medios.
Raúl Vera López, obispo de Saltillo.
Raúl Vera López, obispo de Saltillo. (Carmen Villa)

Saltillo, Coahuila

En entrevista al término de la homilía, el Obispo de Saltillo, Raúl Vera, expresó su alegría ante el destape de los hechos registrados en Piedras Negras y Allende, donde la gente fue abusada a plena luz del día.

"Personalmente para mi no ha sido ninguna sorpresa porque desde allá tenía información, estábamos en el desamparo total, en ese momento destruyeron casas, se llevaron familias todo a la luz del día, yo lo supe en el momento porque fui Obispo en esa parte, ellos (los feligreses y Obispos) me hablaron".

"La política debería tratarse de justicia y derechos y no intereses, los hechos registrados en Piedras Negras no son temas nuevos, que bueno que se estén destapando los ilícitos".

Por otra parte el Obispo manifestó que el novenario que inicia es una oportunidad para sembrar en nosotros sentimientos, criterios y opciones diferentes, ya que México necesita de ciudadanos honestos, de gente generosa y no egoísta, "México necesita una estructura social más humana".

Señaló que es un esfuerzo que el equipo de catedral hace para tener un proceso misionero, donde la temáticas serán la misericordia y la familia, lo que representa una oportunidad grande para que el pueblo de Coahuila, especialmente para la cabecera de la diócesis.

"Hay que pensar en el México que todos queremos, un México más justo, con mayores oportunidades de vida y no con la profunda desigualdad que tiene, no es un problema social, si no un problema político, capturada por la elite económica".

Dijo que como sociedad nos están despojando de todos nuestros derechos pues a los trabajadores ya los cargaron con situaciones espantosas.

"Les dan periodos de trabajo que van por encima de su fuerzas y por un salario mínimo, el novenario quiere que con la palabra de Dios se predicará para asegurar un nuevo modo de pensar actuar y de relacionarnos", concluyó.