Congreso derminará modificaciones al Código Civil

Así lo expresó el Obispo de Durango, José Guadalupe Torres, quien refrendó su desacuerdo con la aprobación de los matrimonios igualitarios en Coahuila.
El obispo José Guadalupe Torres Campos encabezó la celebración.
El obispo José Guadalupe Torres Campos. (Aldo Cháirez)

Durango, Durango

El Obispo de Durango, José Guadalupe Torres Campos, refrendó su desacuerdo con la aprobación de los matrimonios igualitarios aprobados en Coahuila, más dijo que será el Congreso de Durango quien determine si hace o no modificaciones al Código Civil.

El obispo aclaró que la iglesia es respetuosa del tema pero reconoció que ha sido criticable por otros sectores.

Sin embargo, aclaró que la iglesia es respetuosa del tema pero reconoció que ha sido criticable por otros sectores, sobre todo cuando Dios habló que una mujer y un hombre tendrían la responsabilidad de engendrar, de dar vida y porque matrimonio proviene de matriz.

"No estamos en favor del matrimonio igualitario, pero tampoco lo condenamos y en lo que corresponde a Durango, pues será el Congreso del Estado quien presente iniciativas para reformar el código familiar", expresó el obispo.

Respecto a los derechos entre personas del mismo sexo que se unen y la posibilidad de que ahora exijan una nueva ley que formalice la adopción, Torres Campos dijo que será tema a tratar por los políticos, por la iglesia no, porque no está permitido en los cánones.

Aceptó que este tema será polémico, pero dijo que debe quedar claro que no se trata de una discriminación, sino que se sustenta en la naturaleza que dispone de una hombre y mujer para procrear, pero serán los artículos de la Constitución de cada estado, quien generalice este tipo de casamientos.

José Guadalupe dijo que debe quedar claro que no se trata de una discriminación.

Dijo que en algunos estados como en Coahuila, se reformó la ley para permitir el concubinato o matrimonio del mismo sexo, entre ellos también Jalisco, Quintana Roo, Colima, pero en lo que a Durango se refiere, será la mayoría de los sectores quien decida.

Torres hizo ver que indudablemente el tema será punto de discusión, para otorgar derechos constitucionales a matrimonios entre hombres o mujeres y refirió que en este sentido la iglesia se mantendrá respetuosa.

Al finalizar reconoció que los estados son autónomos para establecer las reglas en las que se podrían dar estas uniones, sin embargo, cada quien está en su derecho de buscar mayor comodidad de vida, pero siempre y cuando se a través de una figura jurídica para que no se presenten problemas futuros, como en caso de una adopción.