Vera López reconoce acción del Vaticano contra pederastia

El Obispo de Saltillo señaló que su aparición en la lista de "solapadores de pederastas", se debe a que denunció dos casos de los que él mismo tuvo conocimiento.
"Yo explique perfectamente los dos casos en aquel momento y ya no tengo nada más que agregar a lo que yo ya dije"
"Yo expliqué perfectamente los dos casos en aquel momento y ya no tengo nada más que agregar a lo que yo ya dije" (Ana Ponce)

Saltillo, Coahuila

Luego de que el nombre del Obispo de la Diócesis de Saltillo, Raúl Vera López, apareciera entre la lista de obispos mexicanos "solapadores de pederastas" en una publicación realizada por la revista Proceso, respondió que es debido a que él mismo denunció ante el Vaticano dos casos de los que tuvo conocimiento.

"Yo creo que mi posición sobre la pederastia está bien clara en el prólogo de la periodista San Juana Martínez, 'Prueba de Fe', lo que tenía que decir yo ya lo dije, esto está saliendo por un sacerdote que renunció y que le pusieron una nota periodística pero yo no tengo que estar ahí cada vez que esto se publique", comentó Vera López.

Con respecto a la creación de un tribunal especial en el Vaticano para juzgar a los sacerdotes pederastas, Monseñor dijo que es algo que le parece muy bien y que no hubiera sido posible sin la aprobación del Santo Padre.

"La intención del Papa Juan Pablo II cuando tomó medidas fue para proteger a la victimas y evitar la repetición de los crímenes, son las victimas lo que le importa a la iglesia y que no exista la repetición de esto", refirió.

Además dijo que le parece muy bien que el Santo Padre haya considerado que ya es prudente tomar medidas más fuertes. Aseguró que existe en el Vaticano una investigación referente a los dos casos de pederastia que el propio Obispo Vera denunció.

Vera dijo que el sacerdote acusado queda bajo la autoridad directa del Santo Padre y el Obispo lo retira del ministerio público del ejercicio sacerdotal.

"Como este es un caso en el que debe estar informado el sacerdote de cómo van las cosas, yo no puedo ponerme a decirle a la prensa hasta donde está informado el sacerdote, como si le mandara  el recado el Vaticano pero por supuesto que es un caso que ha caminado desde entonces, porque yo ya lo había presentado desde hace varios meses", explicó.

Dijo también que en estos casos se le da la oportunidad al sacerdote de que él hable y dijo que no informará al respecto al sacerdote a través de la prensa.

Destacó que son cosas muy diferentes el haber tenido dos casos en la Diócesis de Saltillo y que el Obispo haya solapado dos casos de pederastia y aseguró que él no los protegió.

"Yo expliqué perfectamente los dos casos en aquel momento y ya no tengo nada más que agregar a lo que yo ya dije", subrayó.

Finalmente preciso que está en contra de la pederastia y que incluso ha dicho que se tiene que tomar prevenciones porque no se puede seguir así.

"Estoy en contra de la pederastia porque las víctimas son los niños y victimizar un niño es victimizarlo para toda su vida, por supuesto que estoy en contra totalmente y por supuesto que tiene que ser sancionada sea quien sea", insistió.

Fue a finales de enero del 2014 cuando Vera López informó que sólo dos casos llegaron a la Diócesis "de manera seria y formal por denuncias interpuestas ante mi persona contra los específicos perpetradores de tales actos", contrario a lo que se manejaba en los medios locales con respecto a que había decenas de denuncias.

En ese momento indicó que las dos denuncias de pederastia fueron turnadas a la Santa Sede para su investigación, "uno de los casos ya está concluido y el otro sigue en proceso", informaba.

Tras señalar que la pederastia es considerada por la Iglesia como uno de los delitos más graves, Vera dijo que el sacerdote acusado queda bajo la autoridad directa del Santo Padre y el Obispo lo retira del ministerio público del ejercicio sacerdotal.