ONU avala la estrategia alimentaria del SEDIF

Más de 329 mil infantes beneficiarios de desayunos calientes, mejoraron sus hábitos y la calidad de su ingesta calórica, revela Martha Érika Alonso
Martha Érika Alonso, presidenta del Sistema Estatal DIF.
Martha Érika Alonso, presidenta del Sistema Estatal DIF. (Foto: Especial)

Puebla

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en México, avaló la estrategia alimentaria implementada a través de los tres programas del Sistema Estatal DIF, toda vez que estos contribuyen a la reducción de la inseguridad alimentaria, la mejora del estado nutricional, la variedad y calidad de la dieta, así como a la disminución de síntomas de enfermedades gastrointestinales y de las encías.

Durante los resultados del proyecto de cooperación y asistencia para programas alimentarios del SEDIF, la presidenta del organismo Martha Érika Alonso destacó que con esta valoración, Puebla se convirtió en el primer estado en examinar sus proyectos alimentarios ante un organismo de amplio reconocimiento internacional, como es el PNUD.

Resaltó que la evaluación arrojó que a través de los desayunadores escolares -fríos y calientes-, se han beneficiado a más de 503 mil menores en lo que va de su gestión, logrando así una reducción del 4 por ciento en el rubro de inseguridad alimentaria leve.

En tanto más de 329 mil infantes, beneficiarios de desayunos calientes, mejoraron sus hábitos alimenticios y la calidad de su ingesta calórica.

Para el programa "Iniciando una Correcta Nutrición", Alonso de Moreno Valle subrayó que más de 35 mil niños, entre 1 a 3 años, mejoraron su desarrollo físico y cognitivo.

En tanto, la coordinadora Residente de la ONU en México y Representante del PNUD, Marcia de Castro consideró que dicho programa es un hallazgo importante de la asistencia técnica, ya que atiende a un grupo poblacional prioritario. Buscará que este sea un referente a nivel nacional, es decir que los Sistemas Estatales DIF lo repliquen.

Añadió que con este tipo de iniciativas, se potencia el impacto de los esfuerzos de política pública para reducir rezagos en materia alimentaria y reiteró el compromiso de apoyar los esfuerzos que se detonen, y acelerar el logro de las metas pendientes en beneficio de las personas vulnerables.