Sin argumentos válidos y reales para perder esta zona

El ambientalista Ricardo Fernández dijo que hay impotencia pero también temor porque sienten “que la maquinaria del poder hace lo que le da la gana”, y puede aplastarlos en el momento que quiera.
Ambientalistas de Durango.
Ambientalistas de Durango. (Silvia Ayala)

Durango

Las zonas boscosas o parques son el motor para que los mantos freáticos de cualquier parte puedan ser recargados y entre menos áreas verdes se tengan, habrá menos posibilidades para que estos abastecimientos de agua se nutran.

Así lo aseguró Ricardo Fernández, ambientalista duranguense quien insistió en que el nuevo edificio del DIF Estatal debe ser construido en otra sede y no en el Parque Guadiana como se contempla, para evitar un daño irreversible.

"Donde se va a ubicar la construcción de estas oficinas que es bastante grande, si se construye en el mero centro, todo lo demás se va a ver afectado y se perderá la oportunidad de convertirse en una gran promesa porque no es lo mismo un bosque, que un jardín o un parque".

"De dónde me sacan que es el Parque Guadiana, esos terrenos no son del parque, hay que evitar esas frases porque eso es lo que mal interpreta la gente", dijo el titular de Secope.

Destacó que aunque es importante tener jardines y áreas verdes, pero las zonas para que puedan ser absorbidas las aguas pluviales y sean nutridos los mantos freáticos.

De esta manera, el ambientalista Ricardo Fernández insistió en que no hay argumentos válidos, ni reales o morales para perder esta zona.

Afirmó que mucha sociedad civil, tiene impotencia y coraje pero también temor porque sienten “que la maquinaria del poder que hace lo que le da la gana”, puede aplastarlos en el momento que quiera.

Por ello no hay tanta gente como quisiera que se manifieste o proteste y alce la voz en contra de este tipo de proyectos que atropellan su derecho a tener una mejor calidad de vida.

DECLARACIONES SIN FUNDAMENTO

Declaraciones sin fundamentos sobre la construcción pues los inconformes desconocen que el terreno en cuestión es una reserva del Gobierno Estatal que no pertenece al Parque Guadiana y donde además no se está afectando el ambiente natural de sus alrededores.

Así lo expresó el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas del Estado, César Guillermo Rodríguez Salazar.

En este momento el proyecto se encuentra en un avance mínimo de apenas un cinco por ciento, porque tan solo se ha construido la terracería preliminar y compactación.

“Realmente tenemos poco tiempo de haber iniciado los trabajos pero de aquí en adelante le daremos mayor celeridad”.

Cuestionado sobre el periodo de terminación de la obra, manifestó que serán alrededor de ocho meses de trabajo continuo para poder entregar el proyecto y reconoció que no tiene precisa la inversión total del proyecto de 60 mdp hasta el momento.