Para 2017, Nuevo León tendría 600 megawatts

La capacidad instalada en la entidad dependerá de que se alcancen inversiones durante los siguientes 18 meses.
Es importante revisar el tema de infraestructura, dijo Gregorio Canales.
Es importante revisar el tema de infraestructura, dijo Gregorio Canales. (Especial)

Monterrey

Si se concretan las inversiones proyectadas en este año y el siguiente, para el 2017 Nuevo León sumará 600 megawatts de capacidad instalada, principalmente derivada de empresas de energía renovable.

En entrevista, el subscretario de Energía de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedec), Gregorio Canales, aseguró que además del proyecto Ventika de Cemex en el municipio de General Bravo, estiman la llegada de otras seis empresas de energía renovable en los próximos meses.

"Son tres eólicos y otros dos más nuevos; y dos proyectos solares. Y en todos estos proyectos estamos hablando de unos 600 megawatts. Todo esto, si se da, empezarán a producir energía el próximo año. Unos ya están (Ventika), pero de aquí a 18 meses todos estos proyectos van a empezar a generar esta cantidad de energía", detalló el funcionario en entrevista con MILENIO Monterrey.

Sin embargo, no pudo revelar nombres o fechas por cuestiones de confidencialidad con las empresas, pero estimó que será en los próximos meses cuando se empiecen a dar los anuncios oficiales de la llegada de estas empresas a Nuevo León.

Ante esto, Canales insistió en que no basta con la llegada de empresas energéticas a la entidad; es necesario trabajar en diferentes temas como infraestructura, estudios de potencial, y hasta capacitación de prestadores de servicios. Todo en colaboración con diferentes instancias de gobierno, e iniciativa privada.

"Una de las primeras actividades que queremos realizar es un verdadero mapeo desde un punto de vista de hard data (información puntual) de niveles de insolación en las diferentes zonas del estado, tipos de vientos y velocidad y permanencia durante el día y meses del año.

"Esto para poder realmente tener esto como un ofrecimiento hacia los inversionistas. Hay algunas empresas que lo han hecho a costa de ellos, pero es propio y no es pública. Nosotros queremos tener eso en una información pública eventualmente", insistió.

Sin embargo, reconoció que es un proceso largo y costoso, por lo que están trabajando en la manera de hacerlo de la manera correcta. Lo que finalmente, advirtió, acelerará la llegada de nuevas empresas, que tendrán que invertir menos dinero y tiempo.

Pero, según Canales, es importante recordar que la entidad no era anteriormente un estado con vocación energética, por lo que hay un problema de falta de infraestructura para movilizar la energía a los centros de consumo. Es decir, mientras la mayoría de las empresas energéticas (sobre todo las que se concentran en energía renovable), optan por instalarse fuera de la zona conurbada de Monterrey, se encuentran dificultades ya que no hay manera de trasladar la energía desde aquellos municipios a la zona metropolitana.

"El siguiente punto que necesitamos ver es la infraestructura de transmisión que requieren estos centros de producción para llegar a los centros de consumo. Es parte de lo que Comisión Federal sigue manejando, y necesitamos preocuparnos por eso. Necesitamos mapear donde hay posibilidades de energía eólica, energía solar y reconocer que faltan formas de transmisión.

"Que se consideren en el Plan estratégico de generación de energía la transmisión de la misma en las zonas del estado de Nuevo León, en donde queremos que participe. El Cenace es el que va a dictar por donde van las líneas de transmisión, y necesitamos que lo consideren para sacar la energía renovable", detalló.