Nueva verificación no es incorrompible: Sedema

La dependencia capitalina exhorta a los automovilistas a evitar los actos de corrupción por el bien de su salud y a tener en buen estado sus autos.
Verificentros de la Ciudad de México serán sometidos a revisión, mientras se concreta un acuerdo ambiental con la Semarnat y el Estado de México, dijo el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera.
Desde inicios del año, los verificentros de la ciudad comenzaron la instalación de los nuevos equipos para la lectura del Sistema de Diagnóstico a Bordo. (Cuartoscuro)

México

El Sistema de Diagnóstico a Bordo (OBD, por sus siglas en inglés), a través del cual se medirán las emisiones contaminantes a partir del próximo 1 de julio como parte de la Norma de Verificación Vehicular Emergente, no es incorrompible, admitió Antonio Mediavilla Sahagún, director de Gestión de la Calidad del Aire de la Secretaría de Medio Ambiente local (Sedema).

Al realizar un recorrido por un verificentro en la colonia Roma, el funcionario exhortó a los automovilistas a evitar caer en actos de corrupción por el bien de la salud pública y tener en buen estado sus vehículos, ya que los límites permisibles de contaminantes se reducen hasta 83 por ciento, por lo que incluso en redes sociales ya circulan tutoriales para hackear el OBD.

“No hay tecnología perfecta, mientras haya quien quiera saltarse las reglas habrá quien ofrezca alguna tecnología para hacerlo. El ciudadano se debe concientizar para invertir el dinero en tener correctamente su vehículo, su propia salud y la de su familia, lo cual se lo agradecerá  la calidad del aire”, señaló Mediavilla Sahagún.

Según la dependencia, de los 81 centros de verificación que hay en la capital, 65 están listos para realizar el nuevo procedimiento a más de 2 millones de vehículos matriculados en la ciudad.

El funcionario detalló que 14 centros fueron clausurados el año pasado y se encuentran en proceso legal, mientras que en lo que va de este año, dos más han sido cerrados.

Desde inicios del año, los verificentros de la ciudad comenzaron la instalación de los nuevos equipos para la lectura del Sistema de Diagnóstico a Bordo, que operan homologados con un software diseñado por la Sedema.

Éste permite que los resultados viajen cifrados del verificentro al Centro de Inspección y Vigilancia Ambiental Remota de la Sedema, la cual monitorea en tiempo real los resultados, además de que vigila las mil 887 cámaras instaladas en los centros.

El OBD mide 11 sistemas, pero las autoridades condicionarán la verificación al monitoreo de cinco: detección de condiciones inadecuadas de ignición de cilindros, esto es, que no funcione una bujía o cilindros; sensores de oxígeno, que indican el buen funcionamiento del convertidor catalítico.

Asimismo, sistemas de combustible, que verifica que se esté alimentando correctamente al motor; el de componentes integrales, que mide una serie de sensores de los vehículos; y la eficiencia del convertidor catalítico, que evalúa directamente la temperatura de operación del convertidor.

“Si uno de esos cinco monitores no funciona correctamente, el sistema lo detecta y emite un rechazo; el OBD está programado para medir otras seis variables, eso naturalmente tiene que hacerse más estricto a medida que se va mejorando el sistema”, dijo Antonio Mediavilla.

FALTA HOMOLOGACIÓN

Pese a que los estados que conforman la Comisión Ambiental de la Megalópolis (Came) se comprometieron a homologar sus sistemas de verificación con el software que desarrolló la CdMx, solamente Morelos ha empezado la transición, señaló el funcionario local.

“Lo hemos ofrecido sin ningún costo, ya lo hemos hecho con Morelos”.

—¿Y los demás?

—No tienen el software (…) Habría que preguntarle a la Came cómo va su avance.

VENTAJAS PARA AUTOS NUEVOS

Los vehículos nuevos y de primera verificación son los únicos que obtendrán el holograma 00.

La Dirección de Gestión de la Calidad del Aire estima que cerca de 1.5 millones de autos obtendrán holograma 0, al registrar hasta 250 ppm de óxido de nitrógeno y en su mayoría serán vehículos de 2006 a 2015.

Se prevé que las unidades anteriores a 2005 obtendrán calcomanía 1, con una emisión de contaminantes de hasta 700 ppm para óxido de nitrógeno; los vehículos carburados, es decir, los más antiguos, solo podrán obtener holograma 2.

¿DÓNDE ESTÁ EL CONECTOR?

La Sedema ya capacitó a los técnicos de los centros de verificación para el procedimiento OBD, que implicó un costo de 500 pesos por cada cable lector, más 5 mil pesos del equipo de verificación.

Sin embargo, en el recorrido realizado por MILENIO, los técnicos demostraron que aún tienen dificultades para localizar la entrada del sistema, que se ubica en alguna parte debajo del tablero del auto.