Nueva tradición, cabalgata al Señor de las Misericordias

Inició organizado por los hermanos Jiménez Tenorio con la participación de 50 jinetes, que a lomo de sus caballos hacían este camino que consta de aproximadamente 30 kilómetros y ocho horas de ...

Tehuacán

Movidos por su fe, como cada año, cientos de jinetes llegaron a Caltepec para sumarse al contingente que toma parte en la ya tradicional cabalgata que en el antepenúltimo domingo de Pascua se realiza en esta población para rendir homenaje a la imagen del Señor de las Misericordias que se venera en este lugar.

La idea surgió de los hermanos Ismael y Salvador Jiménez Tenorio, habitantes de este lugar, quienes diseñaron la ruta que habrían de seguir los devotos al Cristo que se encuentra en el Calvario de esta población donde desde hace más de 300 años es reverenciado por varios miles de católicos que llegan a su santuario el lunes de Pascua que es la festividad mayor como le llama la gente que aquí radica.

La fe y devoción por este Cristo ha ido en aumento, anteriormente previo a la Semana Santa sólo se tenía una caravana automovilística donde cientos de vehículos salían de Tehuacán para llegar al Calvario y rendir culto al Señor de las Misericordias.

En los últimos seis años se instituyó esta cabalgata que, cuentan, inició con la participación de medio centenar de jinetes que a lomo de sus caballos hacían este recorrido que consta de aproximadamente 30 kilómetros.

La intervención fue aumentando y en este año la cantidad se elevó relativamente al pasar de 200 a más de 400 los jinetes que realizaron este recorrido montando caballos que van perfectamente cubiertos con monturas; los montadores ataviados principalmente con ropa de mezclilla, sombrero y el estandarte con la imagen de su cofradía, así animados por su fe llegaron para iniciar esta travesía.

Itinerario que en su mayoría realizan por caminos angostos y con pendientes prolongadas, bajo un sol intenso que en este año superó los 30 grados centígrados, pero su fe era más fuerte y resistieron aun cuando algunos se quedaban apartados al grupo, al final llegaron a la meta.

LOS PREPARATIVOS

Desde el sábado 12 de abril comenzaron a reunirse los fieles que proceden de esta región y de otros estados, se congregaron en el centro de este municipio enclavado en la Mixteca poblana.

Cada año el recorrido inicia a las 6:30 de la mañana, la salida es marcada por el párroco del lugar quien ora junto con los jinetes y sus familiares para rogar que no ocurran incidentes.

Formando una larga columna y a trote pausado se llevó a cabo este año la sexta cabalgata que recorrió las poblaciones de San Luis Atolotitlán, Los Reyes Mezontla y la Compañía para llegar alrededor de las tres de la tarde a su destino, el Calvario, ubicado en la parte alta del centro de Caltepec.

En esta ocasión participaron en la cabalgata simpáticas charritas vestidas a la usanza mexicana y el tradicional estilo de montar de lado, se colocaron al frente del contingente con estandartes en mano, así iniciaron su recorrido, de unos cinco kilómetros que hay de la Compañía a Caltepec en los hermosos corceles blancos de raza.

En este recorrido una patrulla del ayuntamiento de esta población les va abriendo paso y abanderando, el presidente municipal, Luis Enrique Hernández Juárez, dijo que su participación fue de apoyo ante cualquier incidente que se pudiera presentar en el camino, afortunadamente el saldo fue blanco.

LA RECEPCIÓN

A la entrada de la población, allá en lo alto del cerro desde donde sólo se observan las torres de la parroquia, gente del pueblo en una actitud de agradecimiento y simpatía, le entregaron un ramo de flores a cada uno de los participantes que a su paso por la calle principal fueron recibidos entre vivas y aplausos, había alegría entre los habitantes por lo concurrido de esta cabalgata.

Más adelante, en el balcón de la casa parroquial, los esperó el abad de este lugar quien nuevamente rocía sobre ellos agua bendita en lo que es casi el final del recorrido por las agrestes tierras de esta zona.

El final de su participación en este recorrido es una misa ofrecida en acción de gracias por haber concluido la cabalgata con bien.

En el rostro de los jinetes se observa la solemnidad que dieron a esta intervención que concluyó con acercarse a la urna que guarda la imagen, tocarle y sentir así su acompañamiento a su lugar de origen.

Ricardo Hernández, procedente de Tehuacán dijo que su visita al Señor de las Misericordias la hizo para dar gracias por la salud y unidad que hay en su familia; Tomás Ortiz, forma parte de una familia que desde hace 30 años cada Semana Santa acude a postrarse frente a esta imagen porque siente la protección.

Tras finalizar el día, los asistentes llevan los caballos utilizados a sus remolques no sin antes alimentarlos, hidratarlos y utilizar un cepillo para limpiar su pelaje del polvo o cualquier objeto que pudiera haberse adherido en el recorrido.

Desgraciadamente no todos tienen la misma suerte, porque en la edición de este año, un equino murió al estar a punto de iniciar su camino de regreso a tierras Oaxaqueñas, su cuerpo quedó tendido sobre la rampa de acceso al remolque.

Para las personas que organizan este recorrido preparan una comida para compartir con los participantes como una muestra de agradecimiento por su presencia; los patios de las casas son acondicionados expresamente para esta recepción a la que pueden llegar todas aquellas personas que así lo deseen, para después emprender el camino de regreso a casa, regularmente esto se da al empezar a fenecer la luz del día.

LOS PARTICIPANTES

En esta sexta cabalgata participaron 30 asociaciones procedentes de Texcoco, Puebla, Tecamachalco, Oaxaca, Corunda, Aztatla, Actipan, Zapotitlán Salinas, Corunda, San Simón Tlatlauquitepec, Los Reyes Mezontla, Dishiñado, San Luis Atolotitlán, Coatepec, Xochiltepec, Actipan, Tlacotepec de Benito Juárez, Santa María Coapan, Santa Catarina Tehuixtla, Amozoc, Tlaxcala, San Martín, San Lorenzo y Tehuacán.