Norma oficial perjudica a productores de agave y a consumidores de tequila

Hay “manga ancha” para mezclar la bebida con otros alcoholes, dando lugar a un producto nocivo y de baja calidad, afirman agaveros de Los Altos.

Tepatitlán

Luego de que en el pasado, productores de agave señalaran que tequileros pagaban bajos precios por la planta, ahora el problema, es que las actuales regulaciones permiten que el tequila sea mezclado con otros tipos de alcoholes, en detrimento de la producción y del mismo consumidor.

José Manuel Pérez Loza, productor de agave en Los Altos de Jalisco y representante de la asociación de sembradores de los municipios de Tepatitlán, Arandas, Jesús María, San Ignacio Cerro Gordo, Atotonilco el Alto, Ayotlán y Tototlán, señaló que si bien el precio por kilo de agave cortado ha mejorado y actualmente se encuentra en 8 pesos, es una incongruencia que el año pasado la industria tequilera haya tenido una producción récord de esta bebida, mientras que las compras de la planta hayan sido una de las más bajas en todos los tiempos.

“Esto no suena lógico y con las actuales normas, creemos que los productores de tequila, sobre todo las grandes empresas, tienen manga ancha para meterles mucho alcohol producido a partir de furfural o extractos secos, lo que hace que muchos tequilas, los denominados mixtos, produzcan cruda o excesiva embriaguez, cosa que un buen tequila no hace”, explica Pérez Loza.

El empresario señala que la producción de agave está declinando y cada vez hay menos gente que lo siembra, pues el gobierno federal ha permitido que vayan extinguiéndose con altos costos de fertilizantes y otros insumos y sin retribuirles nada de los impuestos que se cobran a las bebidas alcohólicas, además de dejar que los industriales los vayan “ahorcando” con los precios bajísimos que se pagaban hace unos años.

Sin embargo se prevé que a pesar de que la producción de agave vaya a la baja, no se reduzca el envasado de tequila en los próximos años, pues por la misma norma vigente, muchas empresas, sobre todo en el norte del país y en Estados Unidos, mezclan tequila puro con otras sustancias y aún así pueden comercializarlo como tal.

Además, de acuerdo con el agavero, los productores de la planta garantizan el abasto de ésta para la industria tequila, aunque los precios por kilo aumenten al haber menos oferta. Y en todo caso, las que se verían afectadas son las empresas dedicadas a la fabricación de miel e inulina, al ya no tener agave barato disponible para su industria, aunque podrán recurrir a las plantas de otros estados del país, pues la denominación de origen no aplica en estos casos.

Pérez Loza finalizó diciendo que se sostienen pláticas con legisladores y funcionarios de gobierno para que haya un trato más justo para los agaveros y tengan el mismo peso y derecho que las tequileras y el Consejo Regulador del Tequila (CRT) a la hora de tomar decisiones en torno a la industria.