Salvabosque señala a Profepa por "simulaciones"

Los defensores del bosque El Nixticuil sostienen que el organismo federal solapa un cambio de uso forestal y entrega información contradictoria.

Guadalajara

El comité Salvabosque que defiende el área forestal de El Nixticuil, en Zapopan, denunció ayer que la delegación Jalisco de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) es omisa y solapa un cambio de uso boscoso que en realidad no cubrió los requisitos de ley, y por lo cual, entrañaría una conducta delictiva según el Código Penal Federal. 

 

"El día de ayer [miércoles 8 de abril] la Profepa difundió un escueto boletín de prensa [aunque fechado el 26 de marzo] en el que afirma haber realizado una inspección al predio del bosque El Nixticuil donde se pretende construir el fraccionamiento Bosque Encantado en la cual supuestamente determinó que la clasificación de su uso de suelo no es forestal. El boletín en cuestión no aporta datos precisos, ningún argumento de carácter legal o técnico – metodológico para sustentar su dicho, por lo que es evidente que se trató de una maniobra política, mal ejecutada por cierto, que tiene como objetivo tratar de encubrir los manejos corruptos de las delegaciones [...] que llevaron a que fueran talados más de cien arboles del Nixticuil. Las supuestas declaraciones difundidas el día de ayer por la Profepa desinforman y tratan de confundir a la opinión pública", advirtieron.

 

A su juicio, "con el boletín de prensa, la delegada de la Profepa,  Xóchitl Yin Hernández, intenta deslindarse de la denuncia popular colectiva que el día 20 de marzo pasado 178 personas de 35 barrios distintos de la ciudad presentamos (y que fue admitida el 27 de marzo) para exigir a esta procuraduría la realización de una inspección y peritaje técnico para determinar el uso de suelo del predio talado y ejecutar las sanciones correspondientes a los responsables del daño ambiental ocasionado al bosque, entre los cuales se encuentra el propio Martin Francisco Rivera Núñez, inspector adscrito a la Profepa".

 

Las afirmaciones que se hacen "no tienen ningún fundamento técnico o legal, no hay referencias a ningún artículo de la Ley General de Equilibrio Ecológico (LGEEPA), a la Ley Forestal (LGDFS) o demás legislación. No hay referencia a la metodología que usaron para determinar el porcentaje de la masa arbolada continua en el predio antes de la tala, o referencia sobre los tocones y arbolado talado. Por el contrario, la Profepa continúa haciendo uso de los datos falseados que le proporcionó la inmobiliaria Spinelli [8.28% de cobertura forestal] y el uso de términos coloquiales, como el de 'terrenos abandonados' para referirse al predio".

Denuncian que el organismo "continúa encubriendo la complicidad de su inspector Martín Francisco Rivera Núñez así como al delegado de la Semarnat Jalisco, Sergio Hernández, al recurrir y hacer uso de la información falsa que la empresa Spinelli presentó para violar la normatividad federal ambiental -la misma información que Sergio Hernández creyó 'de buena fe'-, usándola como propia y de esa forma tratar de ocultar el delito ambiental federal que se cometió con la tala, a un asunto de competencia municipal. Bosque Encantado, como demostró el ingeniero ambiental Eric Alvarado de acuerdo a imágenes satelitales era un predio forestal, pues la masa forestal continua del lugar antes de la tala era del 29 por ciento y no del 8 por ciento como falseo la inmobiliaria Spinelli. Aun con la tala, el predio según la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable está clasificado como un terreno preferentemente forestal, apto para restaurarse".

Sin embargo, "el día de hoy [ayer] al revisar el expediente de la denuncia en la delegación de la Profepa, el departamento jurídico nos informó que 'no saben nada de ningún boletín de prensa' y que al día de hoy no han realizado ninguna inspección a Bosque Encantado pues están esperando un informe fundado y motivado que solicitaron al gobierno de Zapopan, a Semarnat y al inspector Rivera Núñez sobre su actuaciones en torno a la tala y que hasta que no obtengan esos informes van a efectuar la inspección. Lo anterior contradice en su totalidad y de forma determinante las declaraciones realizadas por la Profepa en el boletín de prensa difundido el día de ayer, en las que señala haber realizado ya una inspección".