Casos de niños con diabetes se duplican

Durante los últimos cinco años aumentó la cifra indicó el Hospital Infantil Universitario de Torreón. De esa manera los jóvenes cada vez tienen más azúcar en la sangre.
El detonante es el excesivo consumo de chatarra y falta de ejercicio.
El detonante es el excesivo consumo de chatarra y falta de ejercicio. (Aldo Cháirez/Archivo.)

Torreón, Coahuila

Debido al incremento en los problemas de obesidad y sobrepeso, durante los últimos cinco años se duplicó el número de niños con diabetes, informó Juan Antonio Medina Adame, director del Hospital Infantil Universitario de Torreón.

De esa manera los jóvenes cada vez tienen más azúcar en la sangre, debido a la falta de insulina porque el páncreas no lo produce.

Un menor ve más normal comer unas frituras que una fruta, ya que no han sido educados debidamente y carecen de orientación nutricional.

Se trata de afectaciones a la salud que pueden tener consecuencias fatales, por lo que hay que modificar de manera urgente los hábitos alimenticios y revertir el sedentarismo, comentó.

Para ello, mencionó que en la Clínica de Atención de la Obesidad Infantil que se tienen en el interior del hospital, actualmente se tienen en tratamiento a 65 niños, a los cuales se les toman medidas frecuentemente para analizar su estado, se les integra una dieta acorde a sus necesidades y también se desarrollan pláticas con sus papás para que los apoyen durante el tratamiento.

"Acuden periódicamente a ser valorados y sí vemos que van reduciendo su peso al modificar su alimentación, empiezan a bajar de peso, tenemos buenos datos de eso y también se les están incorporando actividades físicas, más movilidad en esos niños que eran niños de televisión, pues llegaban de la escuela a la televisión, a los videojuegos o la computadora, pero nada de actividad física, aquí los estamos estimulando para que tengan más actividad física y bajen más pronto de peso", manifestó.

Señaló que la facilidad que existe para que los niños puedan obtener algún producto chatarra es uno de los principales factores por los que se ha detonado la obesidad y el sobrepeso.

Y es que están a su alcance en la escuela y en las calles donde viven, a bajo costo y no requieren de un permiso para venderse, por lo que a los menores se les hace normal consumirlos sin conocer los riesgos.

Un menor ve más normal comer unas frituras que una fruta, ya que no han sido educados debidamente y carecen de orientación nutricional.

No obstante, lamentó que se han recibido a niños con serios problemas de salud por duplicar o incluso triplicar su peso ideal.