Investigan caso de abuso sexual en ranchos de explotación

El Subprocurador Ministerial de la PGJE informó que fue detectado por la Pronnif, quien dio vista al Ministerio Público que el niño de 10 años presentaba signos de que había sido abusado.
Norberto Ontiveros Leza, Subprocurador Ministerial de la Procuraduría General de Justicia del Estado.
Norberto Ontiveros Leza, Subprocurador Ministerial de la Procuraduría General de Justicia del Estado. (Ana Ponce)

Saltillo, Coahuila

El Ministerio Público integra una carpeta de investigación por un caso de abuso sexual, en contra de un menor de 10 años que fue rescatado junto con otros niños jornaleros, de los ranchos el Pedregal y Santa Cruz, en Ramos Arizpe.

Ontiveros Leza dijo que al término de la integración de la carpeta de investigación se judicializará por el delito de violación, en contra de quien resulte responsable.

Norberto Ontiveros Leza, Subprocurador Ministerial de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), informó que este caso fue detectado por la Procuraduría de los Niños, las Niñas y la Familia (Pronnif) quien dio vista al Ministerio Público pues el menor presentaba signos de abuso sexual.

Explicó que luego de que la Pronnif proporcionó asistencia psicológica a los menores que fueron asegurados de los ranchos de la empresa Prokarne el pasado 19 de agosto, se detectó que el niño fue abusado sexualmente.

"Por consecuencia esta procuraduría ha abierto la carpeta de investigación correspondiente por el delito de violación en contra de este menor de 10 años", indicó.

Dijo que al término de la integración de la carpeta de investigación se judicializará por el delito de violación, en contra de quien resulte responsable.

Ontiveros Leza precisó que conforma un proceso legal a parte del que se ha iniciado por el delito de trata de personas, en la modalidad de explotación laboral, judicializado en contra del dueño de los ranchos y 6 de sus trabajadores.

"Es por separado, se trata de otro hecho que ocurrió en ese lugar, en esos ranchos, es lo que tenemos considerado de acuerdo a las investigaciones que hemos realizado, pero es un delito independiente al de trata de personas", expuso.

Añadió que pudiera ser que la violación no haya sido realizada por los empleados de la empresa Prokarne, que son inculpados del delito de trata de personas, sino que pudiera ser que el delito fuera cometido por alguno de los trabajadores de esos ranchos.

Subrayó que las condiciones en las que los menores estaban expuestos en los ranchos de la empresa Prokarne los vulnera a este tipo de agresiones.

Está pendiente entrevistar al menor quien deberá estar asistido por alguno de sus padres o un tutor y un psicólogo de la Pronnif.

Dijo luego de que se realizó un dictamen médico por parte de la Pronnif y una prueba pericial proctológica por parte de la agencia de investigación se estableció que la antigüedad de las lesiones por la agresión sexual era menor a 15 días, por lo que se confirmó la agresión y se estableció que ocurrió en el periodo en el que se encontraba esclavizado en la granja agrícola del ejido Higo.

Indicó que aún falta desahogar algunas diligencias, está pendiente entrevistar al menor quien deberá estar asistido por alguno de sus padres o un tutor y un psicólogo de la Pronnif, entre otros asuntos para judicializar el caso.

"Nosotros estamos poniendo todo el empeño, tenemos un grupo de agentes del ministerio público dedicados exclusivamente a la integración de esta carpeta de investigación y consideramos que en poco tiempo estaremos en posibilidades de judicializar este asunto por el delito de violación", concluyó.