Niños jaliscienses albergados con “Mamá Rosa” tienen depresión: SSJ

La Secretaría de Salud realizó el examen médico a algunos de los 50 menores de edad. No ha encontrado datos de violencia física hasta ahora.

Guadalajara

Entre los niños jaliscienses que estuvieron viviendo en el albergue La Gran Familia, en Michoacán, no se han reportado huellas de maltrato físico, pero sí daño psicológico, informó hoy el titular de la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), Jaime Agustín González Álvarez.

“No encontramos afortunadamente datos de violencia física, no hay ningún dato por el momento registrado, sí la gran mayoría de niños están siendo evaluados desde el punto de vista emocional. No tenemos los reportes dado que lleva tiempo porque sí la gran mayoría de ellos o traían depresión o traían un estado de alteración emocional”, indicó el funcionario.

González Álvarez añadió que la SSJ se mantenido en comunicación estrecha con el DIF Jalisco, desde que se conoció el problema en la ciudad de Zamora, y se atendió a los 50 menores de edad que el organismo trasladó a Guadalajara.

“Estuvimos trabajando con médicos, interdisciplinariamente, que pudieran estar al pendiente de los niños. No nada más desde el punto de vista médico, desde el punto de vista integral, emocionalmente, con ellos y con los papás”, dijo.

Jaime González indicó que la depresión infantil se puede tratar con fármacos, o bien con apoyo médico psicológico.

Respecto a los albergues infantiles en Jalisco, el secretario dijo que en los recorridos que ha realizado la SSJ no se han reportado situaciones de maltrato. “No hemos encontrado alteraciones ni quejas de nadie”, acotó.