"El Niño" traerá agua abundante a Chapala

Los pronósticos son favorables, pero dependerá de que no se altere la temperatura oceánica; las pérdidas de este año son menores a las de 2014.
Se prevé que el temporal arranque en un mes y que las pérdidas del lago por día sean de uno a dos centímetros.
Se prevé que el temporal arranque en un mes y que las pérdidas del lago por día sean de uno a dos centímetros. (Milenio)

Guadalajara

Un año de El Niño moderado es la mejor noticia que se podía recibir para el lago de Chapala y en general, los cuerpos de agua del estado de Jalisco. Porque esto significa mayores precipitaciones a lo largo del ciclo, lo que permite vislumbrar un embalse sin problemas en cuanto a la existencia de agua, lo que beneficia a su principal usuario, la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Para cada ciclo, la capital de Jalisco puede extraer hasta 240 millones de m3 de agua del mayor embalse natural del país; en realidad esa extracción ronda solamente 190 millones de m3, es decir, ni siquiera 20 centímetros de la cota del lago. Para que se tenga una idea clara: lo que ha perdido el lago desde el 30 de octubre de 2014, cuando alcanzó la escala máxima de recuperación para ese año, hasta ayer, son poco menos de 676 millones de m3 (66 cm); de este total,  menos de la sexta parte es atribuible al abastecimiento urbano, y otro tanto es por la agricultura, mientras dos tercios del agua se pierde fundamentalmente por la evaporación natural.

De este modo, Chapala se ubicaba ayer en la cota o escala 93.78, con un almacenamiento de 3,480 millones de m3, que equivale a un porcentaje de almacenamiento de 44.07 por ciento de su capacidad total oficial, según datos del Organismo de Cuenca Lerma Santiago Pacífico de la Comisión Nacional del Agua (Conagua). La cobertura del agua alcanza  99,873 hectáreas, contra un total de 114,659 ha, de las cuales Jalisco ocupa 86 por ciento y Michoacán 14 por ciento. A la misma fecha de 2014, el vaso lacustre había retrocedido 82 cm.

¿En qué radica el optimismo respecto a la lluvia del año en curso? En su pronóstico estacional de ciclones tropicales, la Conagua señaló en abril pasado: “Debido al desarrollo de un evento de El Niño, en el transcurso del verano, se estima una temporada de ciclones tropicales por arriba del promedio, en el Océano Pacífico Nororiental y por debajo del promedio en el océano Atlántico”, de manera que el océano de la vertiente occidental del país tendría 13 por ciento más lluvia mientras que la zona oriental aportaría 11.1 por ciento menos que el promedio histórico de 1949 a 2014.

El Niño es un fenómeno que “se presenta a lo largo del Pacífico Ecuatorial y se caracteriza principalmente por la variabilidad de la temperatura superficial del océano y la circulación de los vientos alisios. El fenómeno no se presenta de manera periódica, sino que lo hace de manera irregular”, añade el documento.

“De acuerdo con la Organización Meteorológica Mundial (OMM), el fenómeno de El Niño consiste en condiciones anormales en los valores de la temperatura superficial del mar en la región del Océano Pacífico tropical. La temperatura se considera anormal cuando sus registros son en promedio de 0.5° C o más por arriba para la fase cálida (0.5°C o más por de bajo para el caso de La Niña) de la media en el periodo 1971-2000, durante trimestres consecutivos. De manera operativa, se cuentan cinco trimestres traslapados, con los valores mencionados”, añade.

Se prevé que el temporal arranque alrededor del 15 de junio, en un mes, y que las pérdidas del lago por día sean de uno a dos cm, dependiendo de las temperaturas. De manera que en el peor de los casos el lago no bajará de tres mil millones de m3, lo que permite alimentar la posibilidad de que al término de las lluvias goce de mejores existencias y no haya restricciones en abasto, mientras entra en operación la derivadora de El Purgatorio, que llevará agua del río Verde a Guadalajara y reducirá las extracciones del lago en el mediano plazo.

Cotas de Chapala

Una cota “es el valor numérico de un nivel cualquiera con respecto a otro nivel al que previamente se le ha asignado una cota fija. En todo el mundo se usa como nivel fijo el del mar, cuya cota es 0.00m. Para medir el nivel del lago se usa una cota arbitraria establecida por el Ingeniero Luis P. Ballesteros en 1910, tomando un punto fijo situado en el antiguo puente del Cuitzeo, sobre el Río Santiago, a la entrada de la población de Ocotlán. A ese punto se le asignó la cota 100.00, que equivale a 1,526.80 metros sobre el nivel del mar”

En 1981, la Secretaría de Recursos Hidráulicos (SARH)” estableció una nueva equivalencia a la cota de Ballesteros ajustándola 80 centímetros para quedar en 1,526 msnm. Por lo que la capacidad máxima del lago quedó establecida en la cota 97.80 (1,523.80 msnm), con una profundidad máxima de 8 metros y un almacenamiento máximo de 7,897 millones de m3

 

FUENTE: http://www.ceajalisco.gob.mx/chapala.html