Niño Roberto otorgó el perdón a agresores

El menor que fue agredido por sus compañeros de la secundaria, se recupera de sus lesiones y podría ser intervenido otra vez.
En la Secundaria Federal 1 de El Coecillo, Roberto fue agredido por tres compañeros más grandes.
En la Secundaria Federal 1 de El Coecillo, Roberto fue agredido por tres compañeros más grandes. (Archivo)

León, GTO.

la PGJE del fuero común habría dejado de investigar el caso de lesiones del niño de 11 años, estudiante de la Secundaria Federal 1 de El Coecillo, que sufrió lesiones graves por bullying.

Según el padre del menor, personal del Ministerio Público le dijo que la averiguación previa está en reserva porque supuestamente su hijo y la madre del menor otorgaron el perdón a sus agresores estudiantes del mismo plantel.

Santiago Hernández, padre del menor Roberto, narró que en la agencia del Ministerio Público se topó con la notificación verbal de que aun cuando se comprobó que hay un delito, no hay elementos de prueba para ejercitar acción penal contra alguna persona.

Le explicaron que el 22 de octubre su hijo y la madre de este otorgaron el perdón a sus agresores.

Roberto no se ha recuperado al 100%, le fue abierta una vía artificial para defecar y esta sometido a estudios médicos en previsión de una intervención quirúrgica, dijo su papá.

A finales de octubre salió a la luz pública el caso de Roberto, quien tuvo que ser hospitalizado después de haber sido atacado a golpes por compañeros de su mismo plantel educativo.

La víctima presenta daños en hígado, riñón, intestino y bazo, que pusieron en riesgo su vida, por lo que la Agencia Especializada en delitos cometidos por menores integró la averiguación previa por el delito de lesiones graves.

La agresión fue el 17 de octubre y tres días después su madre llevó al menor a hospitalización porque no sabía nada.

Roberto, de primer año de secundaria, fue agredido por alumnos de tercer grado, después de que la víctima se negara a fumar un cigarro que dos de los agresores le ofrecieron.

La madre del menor, llevó a su hijo a que recibiera atención médica, tres días después de que fuera atacado afuera de la secundaria, por lo que, hasta ese momento, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), inició las investigaciones.