Niña quemada será llevada a Galveston,Texas

La pequeña que cayó en un cazo de aceite hirviendo, recibió su diagnóstico en la Clínica 71 del IMSS Torreón, donde se reconoció que las quemaduras están en 70% de su cuerpo.
José Roberto Cárdenas Zavala, quien es el director de Familia Saludable en el DIF Coahuila,
José Roberto Cárdenas Zavala, director de Familia Saludable en el DIF Coahuila, (Christian Sánchez)

Torreón

Charlin Alejandra de cinco años, quien este fin de semana cayó en un cazo de aceite hirviendo en Matamoros, recibió su diagnóstico en la Clínica 71 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Torreón donde los médicos reconocieron que las quemaduras están en un 70 por ciento del cuerpo, principalmente en tórax, espalda, piernas, glúteos, genitales y parte de su rostro.

Ante el diagnóstico completo, el gobierno de Coahuila junto con la Fundación Michou y Mau, intervinieron para trasladar a Charlin a un hospital especializado para niños quemados en Galveston, Texas, donde se espera que en aproximadamente seis meses la pequeña pueda mejorar su calidad de vida.

Según dio a conocer José Roberto Cárdenas Zavala, quien es el director de Familia Saludable en el DIF Coahuila, en lo que va de la presente administración han sido nueve los casos que se han registrado en los que los niños presentan severas lesiones por quemaduras.

De estos nueve, cuatro percances han sido en La Laguna, dos en reliquias, uno por gasolina y otro por electricidad.

Entre las 17:30 y 18:00 horas se espera que Charlin salga de la Clínica 71 en una ambulancia para ser trasladada al Aeropuerto Internacional de Torreón y de ahí empezar su travesía a Galveston.

Al respecto Hugo Espino, padre de la menor, a un recuerda los hechos con un nudo en la garganta. Describió que tanto Charlin como su hermana y madre acudieron con un familiar a preparar la reliquia a San Judas Tadeo y luego de colocar por error el recipiente atrás de una lona, la pequeña caminó de espalda y cayó sentada.

Explicó que en ese momento, dos adultos entre los que se incluye la madre, metieron las manos al aceite para tratar de sacarla lo más pronto posible. Actualmente permanece sedada por las lesiones y se espera que su estado de salud mejore en las últimas semanas.