CRÓNICA | POR ANAHY MEZA

"Acepté trabajar en la escuela porque mi hija lo necesita"

La madre de la pequeña Maritza hace llamado a la Secretaría de Educación para que muestren sensibilidad.

Santa Rocio Lorencez, mamá de Maritza.
Santa Rocio Lorencez, mamá de Maritza. (Anahy Meza)

Tampico

Maritza Jaqueline Cruz Lorencez tiene seis años y padece artogriposis, ella acabó el primer año de primaria, sin embargo para poder cursar el segundo año tendría que usar pañal, pese a que lo dejó cuando tenía dos, pues la escuela ha pedido a su mamá que no permanezca todo el día en el plantel.

Santa Rocío Lorencez, mamá de Maritza aseguró que para justificar su presencia todo el día en la escuela Josefa Ortiz de Dominguez, ayudaba en la cocina, sin embargo ya se le comunicó que para el siguiente ciclo ya no podrá estar.

Indicó que el problema que tiene su hija requiere un cuidado especial, pues sus manos las tiene pegadas al cuerpo, y no tiene suficiente fuerza en las piernas, por lo tanto necesita apoyo para ir al baño, pero también para desplazarse.

La escuela no tiene personal para atender la situación, y por eso ella se ofrece a quedarse en el plantel todo el día, pero fuera del salón para no interferir con las clases.

Explicó que presuntamente el director de nombre José Ignacio Arteaga Lugo, le comentó que harían cambio en todo el personal de cocina, por lo tanto ella saldría del área, para no tenerla al interior del plantel, si no hay una justificación de trabajo.

"Sólo me comentó que habría un cambio con el personal de cocina, y pues hubo cuatro incidentes durante el ciclo escolar, pues yo tenía que salir del área para atender a mi hija, que era el motivo real por el que yo acepté prestar el servicio, para poder estar cerca de ella".

Hasta el momento sólo se le indicó que en el próximo ciclo escolar la niña tendría que va usar pañal, mismo que dejó desde los dos años, pues recibió terapias en el Centro de Rehabilitación Integral Teletón, donde además la enseñan a llevar una vida convencional, sin embargo para algunas cosas aún necesita ayuda.

"A mi los terapeturas de la niña me recomendaron que no regresara al pañal, pues para ella eso es un retroceso, y luego me dicen que cuando la niña ensucie el pañal me van a llamar para que yo la cambie, y pues yo vivo a tres cuadras de la escuela y tendría que ir y venir de forma constante, y para mí es más fácil estar en el plantel".

Aclaró que ella está dispuesta a realizar cualquier tarea dentro del plantel sin que le paguen, pues las instalaciones no son las adecuadas, y la niña tiene que recibir apoyo para poder trasladarse por el plantel, pues aunque hay rampas, no hay pasamanos, además que ella utiliza una andadera, por estos motivos la señora Santa Rocío sólo pide a la Secretaría de Educación una oportunidad para poder quedarse en el plantel en apoyo a su hija y que la pequeña pueda continuar con sus estudios.