Nieto negó haber pedido la rescisión

Gustavo Nieto, de la constructora Rincón Bajío dijo que la salida de la constructora fue un acuerdo y no que "se haya tirado la toalla".

León, Gto.

Aunque no ha querido dar una postura oficial sobre el supuesto abandono de las obras, el ingeniero Gustavo Nieto negó que su constructora Rincón Bajío S.A. de C.V. haya tirado la toalla.

"Eso no es cierto, eso no es cierto", insistió, luego de que el Municipio había afirmado que fue la constructora la que había pedido la anulación del contrato de remodelación del Centro Histórico de la ciudad.

Gustavo Nieto Ramírez, dueño de esta constructora, se reunió ayer con el Secretario del Ayuntamiento, Martín Ortiz, pero evitó dar detalles de la misma, sólo se limitó a decir que el día de mañana, por la tarde, se reunirán de nuevo.

Según argumentó el Municipio, la constructora había pedido la rescisión del contrato, pues no alcanzaba a concluir la obra en el tiempo establecido.

Fue este fin de semana, que según comerciantes, los trabajadores de la Constructora Rincón Bajío S.A. de C.V. fueron retirados de las calles donde se realizan las obras.

Para este lunes, ningún trabajador de esta empresa se encontraba en el lugar.

"Llegó una petición por parte de la constructora en base a algunos tiempos que se modificaron y a algunos elementos adicionales, nos pidieron la posibilidad de poder hacer una rescisión anticipada de contrato. La ley lo faculta a él y nos faculta a nosotros, pero nosotros a su vez también tenemos que hacerles algunas peticiones", fue lo que declaró el pasado martes el director de Obra Pública del Municipio, José Martínez Plascencia.

Algunos comerciantes aseguraron que los obreros les comentaron que ya los habían despedido y que el día de ayer (martes), retomaría las labores de construcción una nueva constructora.