Piden formalmente al Estado rechazar alcohol en cines

El Consejo de Inspección y Vigilancia de Alcoholes Monterrey asistió a la Tesorería para exigir se niegue el permiso de venta de alcohol en dichos lugares durante los partidos del Mundial.
Érvey Cuéllar y regidores acudieron a la Tesorería para solicitar que no se venda alcohol en los cines.
Érvey Cuéllar y regidores acudieron a la Tesorería para solicitar que no se venda alcohol en los cines. (Ricardo Alanís)

Monterrey

Aunque el Gobierno de Nuevo León ya anunció que no dará la anuencia para la licencia temporal que expidió el Cabildo de Monterrey para que se venda alcohol en salas de cine de una empresa particular durante el Mundial de Futbol Brasil 2014, el Consejo de Inspección y Vigilancia de Monterrey presentó por escrito la petición de rechazo ante la autoridad estatal.

En una reunión que duró poco menos de una hora, los integrantes de este organismo ciudadano de Monterrey dialogaron con Francisco García, quien preside el Comité de Evaluación de Trámites y Licencias del Estado, a quien le expusieron su oposición a la licencia temporal que el Cabildo por mayoría otorgó a la empresa Cinépolis SA de CV.

Érvey Cuéllar Adame, miembro del Consejo de Inspección y Vigilancia de Monterrey, expresó que en un restaurante, en un centro comercial o en otro sitio es correcta la autorización de venta de alcohol pero no en una sala de cine.

"Estamos fortaleciendo nuestra intención de que ese permiso no se dé, que hoy los padres de familia han hecho punta lanza en ese sentido, los organismos no gubernamentales igual y bueno, pues aquí estamos escuchando de manera ahora sí que sonriente porque públicamente por el Estado se hizo ver cuál era la decisión, al menos la opinión.

"Hay que esperar la opinión oficial por parte del comité que yo creo va a ser favorable, es decir, favorable a esto que estamos planteando", dijo.

Cuéllar Adame consideró que al aprobar el permiso temporal para venta de alcohol en el Cabildo, los regidores que estuvieron a favor del dictamen no pudieron haber cometido un error involuntario.

"Los errores son involuntarios, es cuando tú desconoces algo, es cuando tú no sabes, yo creo que hay gente muy estudiada en el Cabildo o en los demás cabildos de Monterrey o en el Congreso del Estado como el estar pensando en una cosa.

"Siempre hay intereses encontrados, intereses que a veces chocan con lo que la comunidad está buscando en una sociedad organizada, probablemente se dé ese conflicto de intereses y por eso se dio esta controversia o esta forma de pensar distinta entre un municipio y los organismos no gubernamentales", explicó.

El oficio entregado a la Secretaría de Finanzas indica los riesgos que ocasiona una anuencia de este tipo, según lo acordado por integrantes del Consejo de Inspección y Vigilancia.

Entre los motivos para negar el permiso destacan las consecuencias que la venta de bebidas embriagantes puede ocasionar tanto dentro de las salas cine o afuera, al provocar accidentes viales.

Además, agregó que los regidores no debieron tomar la decisión sin antes realizar una consulta pública tomando en cuenta a asociaciones civiles y padres de familia.

"Se debió haberse sometido de inmediato a una opinión pública, a una encuesta, mínimo al Consejo Consultivo de Vigilancia, (...) estamos ante algo que es excepcional, si no al rato vamos a tener anuncias también en las iglesias", agregó.

Asimismo, puntualizó que a partir de este caso el Consejo de Inspección y Vigilancia de Alcoholes de Monterrey revisará minuciosamente cada anuncia aprobada por el Cabildo del municipio.