Niegan afectaciones por visita de Barack Obama

Los primeros días de febrero avanzarán en la coordinación sobre la seguridad que se desplegará en las calles aledañas al Cosmovitral el próximo 19 de febrero.
Alcaldesa de Toluca
(Tania Contreras)

Toluca

La presidenta municipal de Toluca, Martha Hilda González Calderón negó que haya afectaciones para los comercios de la zona aledaña al primer cuadro del centro histórico y tampoco que sean dos días los que tendrán que cerrar los locatarios por motivo de la visita del primer ministro canadiense, Stephen Harper y el presidente de Estados unidos, Barack Obama a la Cumbre de líderes de Norteamérica.

Ello, porque algunos dueños de negocios ubicados en el centro histórico aseguraron que habrá pérdidas millonarias debido a los dos días de cierre que les pidieron las autoridades con motivo de la seguridad para esta visita.

González Calderón dijo que los primeros días de febrero avanzarán en la coordinación sobre la seguridad que se desplegará en las calles aledañas al Cosmovitral el próximo 19 de febrero, aunque admitió que detendrán la ejecución de las obras del cableado subterráneo y de la Alameda por esta razón.

"Estamos sosteniendo algunas pláticas y seguramente en los primeros días de febrero vamos a avanzar en la coordinación sobre el tema del resguardo para los mandatarios extranjeros y el Ejecutivo federal, estamos determinando cómo será la logística entre el Estado Mayor presidencial, el gobierno del estado y el municipal está atento".

La alcaldesa consideró que la población, como las autoridades estatales y locales "debemos estar muy contentos con esta visita", aunque insistió en que por el momento no existe la precisión sobre si serán dos días los de cierre, sino son asuntos que aún no precisan los responsables de la logística.

"La Cumbre será solo un día y estaremos atentos de que nos digan cómo van a ser las peticiones para entonces seguirlas", aunque negó que haya perjuicios en contra del sector comercial.

González Calderón añadió que el ayuntamiento de Toluca está en coordinación con el Estado Mayor presidencial y las embajadas de los dos países, de quienes depende estrictamente la decisión sobre los días en que deberán mantener el cierre de calles, la cancelación de actividades y la presencia policíaca.