Niega Adriana Dávila todo vínculo con la "madrota" de la calle Sullivan

Asegura que la ex diputada panista "explota" a víctimas y las utiliza como "peinadoras, maquillistas y sirvientas"
La senadora Adriana Dávila lanzó acusaciones en contra de la activista, Rosy Orozco; dijo que "explota" a víctimas y las utiliza como "sirvientas".
La senadora Adriana Dávila lanzó acusaciones en contra de la activista, Rosy Orozco; dijo que "explota" a víctimas y las utiliza como "sirvientas". (Foto: Javier Conde)

Tlaxcala

La senadora panista y presidenta de la Comisión contra la Trata, Adriana Dávila Fernández negó rotundamente tener algún nexo con la "madrota" de la calle Sullivan, Alejandra Gil Cuervo, y de paso, sostuvo que lo publicado por el diario Milenio no le afectará políticamente.

De paso, acusó a la activista Rosy Orozco de emprender una campaña personal en su contra; no obstante, cuestionó el actuar de la ex diputada federal, quien -según ella- vive en una casa de un narco "Vicentillo" y que hasta utiliza como "sirvientas" y maquillistas a víctimas de este delito.

En rueda de prensa, salió al paso de lo publicado en esta semana por este medio de comunicación y sostuvo que jamás hubo acuerdos con esta persona a quien la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), detuvo por estar relacionada con una red de trata.

Argumentó que no le afecta en nada lo evidenciado en dicha publicación, puesto que Alejandra Gil también apareció en un acto público junto con el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, pero terminó por aceptar que después sí supo quién era.

-¿Esto no le pegará políticamente? -le inquirió un reportero.

-"No tiene por qué pegarme, no soy una instancia investigadora... yo no invité personalmente a la señora... ella tiene una organización defensora de sexo servidoras... en todo caso le pegaría al presidente Enrique Peña e incluso con la propia Rosy Orozco".

Citó que la ex diputada federal invitó a que llaman la "madrona de la calle Suvillan" en diversos foros en el tema: "a mi me la presentó la diputada Patricia López y debe quedar claro que no tengo ningún vínculo con esta persona".

Añadió que asistió a dos eventos públicos, en concreto, relativos a la reforma para la Ley Contra la Trata de Personas, y que dejó claro que jamás hubo una reunión privada con la recién detenida y que no fueron tomadas en cuenta sus propuestas para la citada reforma.

"Pero sí me parece irresponsable que si alguien como Rosy Orozco sabía que ella -la madrota- era una delincuente, no hubiera hoy una denuncia porque entonces eso es complicidad", sentenció.

Con base en lo anterior, subrayó que Alejandra Gil llevaba muchos años involucrada en la actividad de la prostitución; "ella misma decía 'yo soy sexo servidora', no es un tema de que me hayan 'chamaqueado'".

Dávila Fernández dedujo que en la nueva ley se promueve que organizaciones sean investigadas sobre todo para saber de dónde obtienen recursos para sus actividades; "es determinante saber quiénes las están financiando o patrocinando".

Le dijo a los reporteros que es imposible saber a qué se dedican las personas que en muchas ocasiones se sacan fotos con los políticos; "no tenemos esa capacidad de investigar en el momento quiénes son, yo no tengo atrás un aparato que me diga quiénes son".

Las acusaciones en su contra...

Frente a periodistas, indicó que Rosy Orozco ha hecho acusaciones personales en su contra y "me he mantenido al margen en ese sentido, Rosy ha rebasado un tope hasta de tipo personal; buscó ser senadora y no fue senadora, fue diputada y sentía que podía despachar desde mi oficina".

Añadió que podía "filtrar" o más bien, entregar -a la prensa- una copia de una transferencia bancaria de dinero que "me pidió para su propia asociación y que cuando dejé de darle dinero vino una andanada, en ese sentido o bien cuando me pidió apoyo económico para ella porque estaba muy agobiada".

La senadora tlaxcalteca aseveró que la propia Rosy Orozco no sólo filtró sino que declaró que había visto a ella -a la madrota- cabildeando en el Senado de la República, porque lo que quiere la propia ex diputada panista es evitar que la minuta se apruebe.

Es decir, porque dentro de las cosas que "estamos viendo es que a las organizaciones se les revise el fondo de financiamiento, por ejemplo, que se le revise a ella (Rosy Orozco) por qué vive en una casa de Las Lomas, propiedad del "Vicentillo" (narco detenido) y que -en su momento- le fue incautada", acentuó.

Además, afirmó que sería bueno revisar cuántas de las víctimas que ella tiene y que están siendo reintegradas socialmente las utiliza como "peinadoras, como maquillistas, como ´sirvientas´, perdónenme la expresión, y más aún a cuántas de ellas no ha explotado y lucrado publicitariamente con un tema tan noble".

-¿Pediría a la Procuraduría General de la República (PGR) que abriera una línea de investigación?

-" Yo no pediría absolutamente nada, yo lo que pido es que la minuta se apruebe en los términos en que fue aprobada y que revisemos todas las asociaciones que trabajan para apoyar a las víctimas de este delito".

- Oiga, pero son acusaciones delicadas en contra de Rosy Orozco, ¿no cree?

-"No son acusaciones, son señalamientos, son públicos y que no he planteado yo; es igual de delicado que señalarme a mi y se debe recordar que la difamación es un delito y me reservo de presentar una de denuncia, sólo quiero que haya una ley correcta para las autoridades y para la sociedad".

Finalmente, la legisladora de Acción Nacional sostuvo que no tiene interés personal o de grupo para promover una reforma "a modo" porque, obviamente, 106 senadores de todos los partidos políticos "no se dejarían manipular".