En caso de Néstor no se actuó conforme a reglamento

El titular de Salud Municipal, Manuel Velasco, aseguró que a pesar de que el actuar no fue del todo ortodoxo, se logró salvar la vida del pequeño, aunque el destino de "la Canela" aún es incierto.
Manuel Velasco, titular de la Dirección de Salud Municipal, reconoció que el actuar en el caso de Néstor, no fue el correcto.
Manuel Velasco, titular de la Dirección de Salud Municipal, reconoció que el actuar en el caso de Néstor, no fue el correcto. (Haide Ambriz Padilla)

Torreón, Coahuila

Manuel Velasco, titular de la Dirección de Salud Municipal, reconoció que el actuar en el caso de Néstor, el niño atacado por un pitbull, no fue el correcto.

Descartó que esto haya sido por la falta de un reglamento municipal de tenencia responsable de mascotas, que cite los protocolos a seguir en caso de un ataque.

"Seguridad Pública respondió como debía, Control Canino hizo lo suyo ante la contingencia".

"Ante una emergencia como la que se presentó, las autoridades actuaron, la excusa de a mí no me toca no va ante una emergencia, donde la vida de un menor está en juego".

"Me llama la atención que dicen que la perra no es agresiva, cuando tenemos las consecuencias que le provocaron a Néstor, le fracturó la tibia y el peroné, le destruyó tejidos blandos, la piel y finalmente el ataque derivó en la amputación de la pierna".

Dijo que eso fue el resultado de una perra que no es agresiva a decir de muchos, no quiere imaginar qué habría pasado si el animal fuera agresivo o violento.

Las acciones que le corresponden a Salud Municipal es salvaguardar al perro para que no vuelva a lastimar a ningún otro ser humano.

Respecto a los protocolos establecidos cuando un animal ataca, reconoció que no se acató conforme a reglamento, pero se actúo frente a la contingencia.

"Lo que se debe hacer es felicitar a la Dirección de Seguridad Pública, que actúo de inmediato y resguardó al animal agresor, mientras se determinaba si tenía o no rabia", aunque reconoció que el procedimiento legal era enviarlo directamente al antirrábico.

El reglamento para los propietarios o poseedores de animales caninos y felinos en Torreón aún está vigente, a pesar de que ya se elaboró otro, pero que sigue en la congeladora.