Negocios en 5 de Febrero, afectados por operativos

Comerciantes aseguran que sus ventas han descendido debido a la presencia policial; consideran que los coyotes son un mal necesario.
Mantienen vigilancia en la zona.
Mantienen vigilancia en la zona. (Jorge Martínez)

Guadalajara

Tras los operativos en la zona de 5 de Febrero, los comerciantes establecidos ya empezaron a reportar pérdidas en sus negocios tras asegurar que la presencia policial y de autoridades federales inquieta a los clientes, además de la ausencia de los coyotes que se encargan de ofrecer los productos que ahí se venden.

Los coyotes, que operan en la zona, son un mal necesario consideran los comerciantes de autopartes. Si bien reconocen que provocan mal aspecto e inseguridad, aseguran que gracias ellos sus ventas aumentan.

Un locatario dedicado a la comercialización de rines, asegura que desde que comenzó el operativo para retirar de las calles a los coyotes, los clientes no se paran.

Atribuye el descenso de comprados a dos factores: la falta de coyotes y al operativo que realiza el Ejército Mexicano y la Policía de Guadalajara.

El comerciante asegura estar preocupado no sólo porque no vende y tiene que pagar luz, agua, predial, renta y salarios de los empleados, sino porque el operativo, a su juicio, carece de una estrategia focalizada para erradicar la venta de drogas y autopartes robadas.

Lo cierto es que la Policía de Guadalajara y la Secretaría de la Defensa Nacional, continúan aplicando mano dura en el polígono de impunidad ubicado atrás de la central vieja de autobuses.

De acuerdo con el comisario de Seguridad Pública de Guadalajara, Salvador Caro Cabrera, entre viernes y sábado más de 30 personas fueron puestas a disposición del Juez Municipal por vender en la calle autopartes. De hecho, se tiene registro de varias personas que han sido retenidas en al menos dos ocasiones, en 12 horas.

El pasado jueves, el Ejército Mexicano en coordinación con oficiales de Guadalajara, implementaron un operativo en la zona 5 de Febrero, con la intensión de atacar tres delitos en específico: la venta de autopartes robadas, el robo de vehículos y la comercialización de drogas.

El primer día se aseguraron 110 dosis de mariguana, ocho negocios fueron clausurados por incumplir con el reglamento municipal y se aplicaron 2 multas.

Para el viernes, se incautó una fábrica de discos piratas donde había más de 20 mil discos compactos ya elaborados.