“Necesitamos mayor producción, más organización, vamos iniciando”

Señala la ventaja que tiene México sobre otros países de América por su ubicación geográfica respecto a la exportación de trucha a naciones de Europa; Refiere que los insumos y cantidad de ...
 ProMéxico ayuda a 10 productores de Amanalco para identificar nuevos clientes en el “Viejo Continente”.
ProMéxico ayuda a 10 productores de Amanalco para identificar nuevos clientes en el “Viejo Continente”. (Tania Contreras)

Toluca

Por su ubicación, México tiene ventaja para exportar trucha a países de Europa sobre otros como Chile, que es el principal país latinoamericano que envía ese tipo de pez al "Viejo Continente"; sin embargo lo preferible es crear nichos locales que le permitan ahorrarse todos esos procesos, indicó Abel Peña Contreras, representante no gubernamental del Sistema Producto Trucha Mexiquense.

Actualmente 10 productores de Amanalco se unieron para enviar trucha a Estados Unidos; ProMéxico les está ayudando a identificar nuevos clientes en Europa, ya que es un alto consumidor de trucha y, aunque crían, no les alcanza. "Nuestra mayor competencia está en América donde el primer productor es Chile".

La ventaja de nuestro país es que la distancia es más corta, por lo tanto, la logística implica menos gastos y tiempo, es ahí donde está la diferencia de precios y donde el mercado mexicano puede encontrar una ventaja para su competitividad.

Peña Contreras aseguró que lo que les interesa es la venta desde lo local, pues así "nos evitamos problemas y estudio de distribución, pero lo que tenemos que hacer es ponerle productos de calidad de exportación a nuestros paisanos", además de promover el consumo debido a que no hay una cultura de comer este alimento altamente nutritivo y sano.

Refirió que el 80 por ciento de la trucha que producen se queda en México y el 20 por ciento la venden en el extranjero. Subrayó que el Comité del Sistema Nacional de Trucha tiene 9 estados afiliados, entre ellos Michoacán, Chihuahua, Hidalgo, Oaxaca y el Estado de México.

En ese sentido, requieren de una competencia sana, "resolver los mercados para que estos sistemas funcionen... necesitamos ir desarrollando nichos locales y foráneos para que nos permitan el desahogo de nuestros productos, eso es la sustentabilidad, que el productor de escasos recursos tenga forma de producir alimentos pero también dónde venderlos, para que no se le estanque y sea rentable la parte productiva y la comercial".

Refirió también que no requieren de un mercado muy grande, pues existe el inconveniente de que la crianza de trucha está limitada a la disponibilidad de agua continental. Por tanto, "la principal competencia somos nosotros mismos porque la utilizamos para tomar, para asearnos, entonces debemos tener mucho cuidado en esa parte porque no podemos difundir más de lo que producimos".

Exportación a Estados Unidos

México es el país con los costos de trucha más altos, debido a los insumos y a la cantidad de producción que es más pequeña comparada con la de Estados Unidos, ya que cuentan con enormes criaderos que aminoran los gastos.

Aún así, la que se produce en el país es de mayor calidad; por ello una decena de productores de Amanalco encontraron lugar para la exportación a ese país debido a que la crían "artesanalmente".

"No ha perdido sus condiciones genotípicas, en el restaurante el comensal ve la trucha completa y un producto que se hace en una granja súper intensiva, (como las de Estados Unidos) pierde sus condicione genéticas, ya no se ve como trucha, se puede contemplar como cualquier otro pez menos lo que es, entonces ahí está que los consumidores potenciales son quienes conocen el producto, no cualquier persona come trucha en ese país".

Esa es la razón de que estén entrando al mercado de Los Ángeles, "tenemos toda la costa este como perspectiva de venta, pero necesitamos más producción, más organización, vamos iniciando en esta parte empresarial aunque ya tenemos 20 años produciendo".

Cuentan con un permiso provisional del gobierno norteamericano que les da un plazo para que cumplan con todas las normas y puedan seguir exportando; si no lo logran se les cancela de por vida.

Actualmente exportan 3 toneladas mensuales de trucha, cada una con un precio de más de 60 mil pesos y desarrollan una logística de producción, que no es fácil, debido a que son 10 productores, todos deben ir acorde para presentar la misma calidad de pez a fin de que no se note que va de diferentes granjas.

De los 10 socios de Amanalco que exportan, 7 están certificados y 3 en proceso; sin embargo buscan que otras personas se integren para abastecer el mercado, pero deberán brindarles las herramientas para que puedan acceder a recursos económicos para lograrlo, pues no cualquiera está dispuesto a la vigilancia constante del Servicio Nacional de Sanidad Inocuidad y Calidad Agroalimentaria para poder estandarizar el producto.