Necesario frenar la violencia en el hogar: Codhem

Sugieren poner atención a cambios de conducta que podrían revelar la agresión vivida por alguna persona, por ejemplo, la baja autoestima, la inseguridad y tristeza.
Antonia Lagunas Ruiz
Antonia Lagunas Ruiz (Especial)

Estado de México

La violencia es un fenómeno que debe detectarse y detenerse, antes de que se convierta en una epidemia invisible, que crezca entre las cuatro paredes del hogar, se aprenda, se reproduzca por los integrantes de la familia, y pueda llegar a niveles fatales, señaló Antonia Lagunas Ruiz, psicóloga de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem).

En el marco del "Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer", la especialista adscrita al Departamento de Atención a Víctimas del Delito, indicó que es fundamental aprender a detectar los "focos rojos" al interior de las familias, como son insultos, humillaciones, palabras hirientes y de discriminación, pues la violencia psicológica en ocasiones es más fuerte que la física.

Detalló que la violencia se genera a partir de aquellas acciones u omisiones de una persona que buscan hacer daño a otra, pues con esto, el agresor siente que tiene el poder; el problema es cuando se van acostumbrando a esa forma de ser y de vivir.

Lagunas Ruiz detalló que no sólo existe la violencia física expresada a través de agresiones de diversa índole, sino la psicológica que es por medio de palabras, las cuales bajan la autoestima de la mujer o el varón.

Esta conducta es multifactorial, recalcó, y una de las causas principales es la cuestión cultural, de modo que precisamente en nuestro país, el machismo ha provocado que a la mujer muchas veces se le trate como un objeto, lo que conlleva a que no se respete su dignidad como ser humano.

En ese sentido, sugirió a la familia poner atención a síntomas o cambios de conducta que podrían revelar la violencia que está viviendo determinada persona, por ejemplo, la baja autoestima, la inseguridad y si antes era alegre que ahora se muestre triste y callada.

A las personas que están en esa situación, las exhortó a ponerse en contacto con las instancias que pueden ayudarles, como la Codhem, a través del 01 800 999 4000 o acudir al Departamento de Atención a Víctimas del Delito, donde pueden recibir asesoría legal y atención psicológica de manera gratuita.