“El mundo espacial tiene sus puertas que no se abren fácil”

Nahum Mantra, artista mexicano multifacético, visita la ciudad para dirigir el performance Lunatic como parte de la serie Estudio Abierto 4 La máquina del tiempo. Comparte algunas de sus ...

Guadalajara

Nacido en la Ciudad de México, Nahum Mantra es primordialmente músico. Radica en Londres a donde se fue para cursar la maestría en Arte y Ciencia y cuyas investigaciones le llevaron a integrarse a la Federación Internacional de Astronáutica en 2008 como coordinador de la política de arte y cultura espacial. El año pasado esta organización lo premió como Joven líder espacial, entregado por primera vez a un mexicano y a un artista, esto por su trayectoria emprendiendo el festival internacional Kósmica y por realizar misiones espaciales con artistas; dirige la colectiva La gravedad de los asuntos, que se exhibe desde el 21 de enero al 22 de marzo en el Laboratorio de Arte Alameda de la Ciudad de México, viajará al Polytechnic Museum Moscú, Rusia, luego al Centro Cultural Europeo para las Tecnologías Espaciales ( KSEVT) Vitanje, Eslovenia y finalizará en el Rubin Center El Paso, Texas en Estados Unidos. Los artistas participantes en dicha exposición además de Nahum Mantra son Fabiola Torres-Alzaga, Gilberto Esparza, Marcelo Armas, Ivan Puig, Juan José Gil, Juan José Díaz, Miguel Alcubierre, Tania Candiani, Arcángel Constantini y Ale de la peña.

Además de artista, Usted baja para la organización terrestre que se dedica a la exploración del universo…

Sí, soy músico pero desde 2008 trabajo coordinando todas las actividades de arte que suceden en la Federación Internacional de Astronáutica que es el órgano que regula todas las actividades espaciales, lanzamientos, grupos de astronautas, abogados espaciales. Es el órgano más grande que hay sobre el espacio en la tierra. La base está en París y sus monstruos como la NASA, Cosmos de Rusia, la Agencia Europea espacial, y cientos de agencias más. Ahí hay una suerte de comité que ve todo lo que tiene que se relaciona con arte en el espacio y eso yo lo coordino.

¿En qué consiste esto de arte en el espacio?

Aunque tengo años inmerso enesto, sé que es algo inusual. Haycosas que son de arte y otras queson de cultura. Por ejemplo, nosotrosabrimos las puertas a losartistas que quieran colaborar conmisiones espaciales o que quieranutilizar cierta tecnología espacialpara poder hacer proyectos. Elmundo espacial tiene sus propiascaracterísticas, y sus dinámicas.Tiene puertas que no se abren fácil. Son proyectos de muchísimotiempo, cuando se hace una misiónespacial se preparan con siete añosde anticipación. Nosotros sabemosqué artistas quieren trabajar conastronautas o con un satélite, con un cohete y hacemos esas conexiones. Somos esa interfaz entre artistas y el espacio.

¿Qué clase de actividades ha desarrollado?

Está el trabajo cultural, ahí nosotros ponemos la agenda. Por ejemplo, nos ha importado mucho equidad de género en el espacio, tener más mujeres ahí afuera y otro tema es la no militarización del espacio. No queremos que se utilice el espacio exterior para actividades de guerra, no queremos que se utilice el espacio para espionaje militar o que se contemple en un futuro poner misiles en la luna, cosas así. Coordino estos esfuerzos que son abstractos porque es mucho de política cultural espacial pero también trabajo en cosas que son de acción como artista. Dirijo un festival que se llama Kósmica, con sede regular en Londres, París y en la Ciudad de México. Tiene cuatro años de existir y hemos hecho 20 o 25 actividades con más de cien artistas y científicos que exploran el espacio de manera cultural.

En la última emisión que hubo en Ciudad de México, hubo un día dedicado al alcohol en el espacio. Lo hacemos muy de experiencia, que la gente lo viva. Cuando Buzz Aldrin antes de pisar la luna se echó un vino rojo, entonces simulamos un aterrizaje lunar y todos bebieron vino tinto. Otro día fue sobre sexo en el espacio, todos los mitos alrededor del tema, científicamente lo que se sabe acerca de los retos de la reproducción humana. Otro día hablamos de lo que sucede de exploración espacial en África, en Latinoamérica, en Medio Oriente, en lugares que han sido olvidados por la carrera espacial. El siguiente Kósmica será el 20 de febrero en París, luego habrá uno en agosto en Londres, en Septiembre habrá uno más en México, y en Noviembre estará en el Paso Texas y en Notemburgo (Suecia).

 

Ha implicado artistas en misiones de arte espacial, ¿cómo fue?

Solo doce personas han pisado la luna, pero el año pasado hice mi primera misión espacial con nueve artistas mexicanos y un científico también mexicano. Fuimos a una misión de gravedad cero que es un avión especial que hace maniobras complicadas, emprende caída libre así que flotas adentro. Fueron cuatro horas de vuelo y sentimos diez veces la gravedad cero, así surgió La Gravedad de los asuntos que puede apreciarse el Laboratorio Arte Alameda en la Ciudad de México. Con pintura, dibujo, video, sonido, fotografía, instalación y objetos, es de las diez exposiciones más esperadas de México, y se abrió la semana pasada.

 

Usted principalmente es músico…

Tengo una banda que está en Londres que se llama Orchestra Elastique, es un tipo de improvisación muy intensa. Somos seis músicos que tocamos cada uno tres instrumentos, ya en acción es como escuchar a veinte: Arpas, teclados, violonchelos, batería, guitarra eléctrica. Yo toco el thermin, que fue uno de los primeros instrumentos electrónicos inventado en Rusia en 1920 y se toca con un campo electromagnético. Es súper bonito porque no lo tienes que tocar físicamente para producir sonido, todo es moviendo tus manos cerca de unas antenas y se genera el sonido.

¿Qué puede platicar acerca de la exposición Lunatic en el Museo de Arte de Zapopan (MAZ)?

Es algo íntimo y más pequeño lo que traemos al MAZ, es un performance que tiene que ver con un viaje a la luna pero a través de la hipnosis. Hay muchos mitos sobre la hipnosis, pero realmente es un estado de relajación. La cita es este martes a partir de las 20:00 horas en Andador 20 de noviembre 166. La entrada es libre.