NL y Tamaulipas pactan acciones contra delincuencia

La reunión se llevó a cabo en Reynosa, Tamaulipas, en medio de un dispositivo de seguridad debido a los recientes hechos violentos registrados en este estado y que dejaron 15 criminales sin vida.
La reunión se llevó a cabo en medio de un dispositivo de seguridad.
La reunión se llevó a cabo en medio de un dispositivo de seguridad. (Especial )

Reynosa

De cara a Semana Santa y ante los episodios violentos en municipios tamaulipecos, el Grupo de Trabajo Interestatal Tamaulipas- Nuevo León acordó vigilar caminos, carreteras y brechas de manera conjunta.

Aunque muchos nuevoleoneses vacacionan en las playas de Tamaulipas, en esta ocasión no hubo alertas de viaje sino una solicitud expresa por parte del gobernador Rodrigo Medina de la Cruz a su homólogo, Egidio Torre Cantú, para que compartan información acerca del despliegue de seguridad que realizarán para proteger a los viajeros.

Esto durante la reunión efectuada en la Octava Zona Militar, con sede en Reynosa, a donde también asistieron los gabinetes de seguridad de ambas entidades, así como el comandante de la Cuarta Región Militar, Tomás Jaime Aguirre Cervantes, y el de la Primera Zona Naval, Arturo Castañón Zamacona, entre otros representantes de corporaciones federales.

"Nosotros respondemos por las carreteras de Nuevo León, en Nuevo León hemos estado con saldo blanco, pretendemos seguirlo teniendo así, estamos trabajando para que así sea, nadie le puede garantizar nada pero sí podemos garantizarle que vamos a estar ahí, vigilando y esperamos que no suceda nada por lo que hace a Nuevo León.

"Nuestra presencia aquí obedece también a tener de primera mano y saber el compromiso que se va hacer acá en Tamaulipas, hubo ese compromiso por escrito y vamos a estar muy atentos todos a que se cumpla, vamos a darle seguimiento puntual en este período vacacional y ojalá que también acá en Tamaulipas pueda haber un resultado positivo", mencionó el mandatario nuevoleonés.

El despliegue conjunto comienza el 10 de abril y continuará durante todo el mes.

Los acuerdos firmados por los asistentes son asegurar la presencia de efectivos entre militares, marinos así como policías federales, estatales y municipales en los límites de ambas entidades; intercambio de información detallada; supervisión del operativo y la vigilancia en puntos estratégicos, aeropuertos, puertos y centrales de autobuses.

"Lo que nosotros pusimos sobre la mesa es que no haya únicamente el compromiso de que haya presencia sino saber cuántos efectivos habrá, cuántas patrullas, en qué kilómetros van a estar, cuál va ser la autoridad responsable y que haya una supervisión de los titulares de cada una de las dependencias", explicó.

En mayo además de las autoridades estatales y federales, se buscará una reunión entre alcaldes de los municipios colindantes para que intercambien información y planeen estrategias, reveló el mandatario.

Entre blindaje y silencio

Entre los dos gabinetes de seguridad estatales, representantes de las fuerzas armadas y de instituciones federales y municipales, sumaron 32 funcionarios en la mesa. Su presencia provocó un blindaje en Reynosa.

Incluso elementos de Fuerza Civil con todo y sus comandos móviles y elementos de la Procuraduría de Justicia de Nuevo León se trasladaron al vecino estado para apoyar a los locales a proteger el breve trayecto vía terrestre que hicieron las autoridades desde el aeropuerto a la Octava Zona Militar.