NL, último lugar en paridad: Chapa

La presidenta del Instituto Estatal de las Mujeres dijo que con la resolución del Trife, de no hacer cambios en la configuración del Congreso, se dio un paso atrás en aplicar equidad.
María Elena Chapa Hernández, presidenta del Instituto Estatal de las Mujeres.
María Elena Chapa Hernández, presidenta del Instituto Estatal de las Mujeres. (Syndy García)

Monterrey

En el proceso electoral de 2015, Nuevo León quedó a deber en paridad para la distribución de puestos públicos, afirmó María Elena Chapa Hernández, presidenta del Instituto Estatal de las Mujeres (IEMNL).

Pese a que la Comisión de Inteligencia Electoral logró interponer ocho juicios, que incluso lograron beneficiar a otros estados, Chapa Hernández señaló que Nuevo León quedó en los últimos lugares en aplicar la igualdad.

Fue este miércoles cuando la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) desechó los argumentos para defender la paridad en la distribución de las diputaciones de representación.

“La resolución de ayer (miércoles) coloca a Nuevo León en el estado que ocupa el último lugar en paridad en la República”, manifestó la titular de IEMNL. 

Con la configuración confirmada, Nuevo León tendrá en la Legislatura LXXIV a 16 mujeres y a 26 hombres.

En el caso de las diputaciones federales, dijo, habrá dos mujeres y 10 hombres que representarán a la entidad en el Congreso de la Unión. 

De los 51 municipios de Nuevo León, en los próximos tres años sólo gobernarán cuatro alcaldesas, lo cual no cambió respecto al proceso electoral pasado.

No obstante, la población a cargo de mujeres bajó.

Mientras que actualmente las alcaldesas gobiernan el 27 por ciento de la población, a partir de noviembre las mujeres sólo estarán a cargo del ocho por ciento de la población. 

En medio de todo, señaló, se confirmó la paridad en las regidurías de los ayuntamientos en la entidad. 

“Eso lo que te dice es que los lugares más modestos del ejercicio del poder y de la toma de decisiones se las dan a las regidoras, pero los lugares de toma de decisiones no”.

Los números, expuso, distan de estados como Coahuila, donde se integró un Congreso con 12 mujeres y 13 hombres. En tanto, Chiapas abrió la puerta a 36 alcaldesas. 

Ante los resultados, la presidenta del Instituto Estatal de las Mujeres pidió a los próximos diputados para dejar más en claro el derecho de la paridad en las leyes locales.

“Urge que los nuevos legisladores del Congreso local tomen la agenda de las mujeres, constituyan el delito de violencia política, corrijan las leyes electorales aprobadas el último día de la sesión del año pasado por los diputados actuales que tienen muchos errores de interpretación y de definición”, exigió.

Chapa Hernández realizó también un llamado a las mujeres de la entidad para que defiendan sus derechos tanto civiles como políticos. 

Aunque actualmente los partidos por ley tienen que ejercer un porcentaje de su presupuesto para capacitación de mujeres, mencionó que en la práctica no es así. 

“Que defiendan su derecho a participar, contender y ganar”, afirmó, “ya nos dimos cuenta que no es a base de voluntad política porque no existe. Para mí es una vergüenza que Nuevo León ocupe el último lugar, que no haya paridad, es un estado sin paridad”. 

A diferencia de otros estados vecinos, la presidenta del IEMNL lamentó que se tratara de manera discriminatoria a las mujeres.

“Somos el estado más discriminatorio en la política hacia las mujeres, da vergüenza que nuestro estado ocupe el último lugar en la negación en los derechos de las mujeres cuando tú ves a Coahuila, Tlaxcala, Morelos, Guerrero, Tabasco, Yucatán y todos los demás estados reconociendo a la mitad de población”.

Las autoridades locales en Nuevo León, agregó, tomaron una “actitud excluyente” para las mujeres, con excepción de la consejera de la CEE, Miriam Hinojosa Dieck.

En tanto, la presidenta del IEMNL invitó al gobernador electo, Jaime Rodríguez Calderón, a que aplique la paridad en la designación de su próximo Gabinete.