Museo "El Caimán" sufre por abandono de autoridades

Saraí Rangel, guía en el centro cultural, dio a conocer que son los habitantes quienes mantienen a flote el edificio, pues el ayuntamiento hace "oídos sordos" a las peticiones de rehabilitación.

Tlahualilo, Durango

A pesar de encontrarse en un inmueble histórico para el poblado, el Museo "El Caimán" sufre el deterioro por la falta de apoyos de la autoridad.

Actualmente los habitantes de Tlahualilo son quienes lo mantienen con sus donaciones, tanto para su acervo como mantenimiento.

"El edificio perteneció a una compañía española y era un banco. Incluso hay una caja fuerte que data de hace más de un siglo y que todavía conservamos. El museo nació en 1995".

Saraí Rangel Ortiz, guía en el centro cultural, explicó que el recinto fue abierto en 1995 y el inmueble data de hace más de un siglo, además que en sus inicios pertenecía a una compañía española.

Entre las cosas que ofrece el museo a sus visitantes son diversas piezas que muestran la historia y el desarrollo del municipio duranguense, tales como sus tradiciones mediante bailes y deportes como el beisbol, así como herramientas y utensilios de viejos pobladores de Tlahualilo.

"Tenemos fotografías de todos los festejos del municipio desde 1956, material del beisbol que corresponde al deporte que más destaca aquí y diversas herramientas tanto de la compañía como de la época", expuso.

Rangel Ortiz mencionó que también cuentan con imágenes alusivas a la actividad agrícola del poblado, en la cual predomina la siembra y cosecha del melón, y edificios viejos que actualmente ya no existen o que si están en pie, puede notarse que están deteriorados en su mayoría.

"Planchas de carbón, máquina de tortillas manual y un mueble especial para conservar los alimentos. También contamos con maquetas de los edificios y fotografías de ellos en el pasado", mencionó.

Resaltó que la mayoría de las piezas fueron donadas por la sociedad civil e incluso las carencias han sido subsanadas en algunos casos por personas que son originarias de la localidad, pero que viven en otro país.

Al hacer un recorrido por el inmueble puede corroborarse que carece de mantenimiento en algunos detalles, tales como pintura y grietas generadas por el tiempo en las paredes.

"No tenemos apoyo por parte de la presidencia, hemos hecho solicitudes para rehabilitarlo y mejorar muchas cosas. Teníamos una vitrina sin cristal y para remediarlo nos dieron una donación de una persona que vive en el extranjero", declaró.

Mencionó que el único apoyo que reciben es que les dejan usar el inmueble, pues es propiedad del Ayuntamiento, pero la actual administración no ha tenido intención de mejorarlo.

"Cuando es época de vacaciones tenemos bastantes visitas, mucha gente viene de Estados Unidos, Baja California, Coahuila, Durango y Chihuahua", concluyó Rangel Ortiz.