Reprueba Monterrey en transparencia y rendición de cuentas

La capital del estado es la peor evaluada de los municipios metropolitanos en este tema, con un 4.8 de puntuación.
El ayuntamiento regio no cuenta con participación ciudadana.
El ayuntamiento regio no cuenta con participación ciudadana. (Carlos Rangel)

Monterrey

A pesar de que la ley les obliga e hicieron compromisos que firmaron ante organismos ciudadanos a los alcaldes metropolitanos aún les cuesta mucho dejar entrar a los ciudadanos a ser partícipes del gasto público.

La plataforma “Alcalde cómo vamos” lleva un diagnóstico del comportamiento en este rubro en los municipios del área metropolitana; cuatro ayuntamientos están reprobados y dos consiguieron una calificación regular.

La transparencia y rendición de cuentas a los ciudadanos que gobiernan ha sido la “piedra en el zapato” de las administraciones municipales.

Constantemente evaluados y pocas veces bien calificados, uno de sus principales problemas se deriva de las compras y el trato con los proveedores.

Señalamientos de contratar los servicios más caros de basura, luminarias, y productos cuyos proveedores están constituidos legalmente o se manejan a través de prestanombres son situaciones de las que prácticamente ningún municipio del área metropolitana se ha “salvado”.

La capital del estado, Monterrey es la peor evaluada con un 4.8; obtuvo puntuación insuficiente en el sexto bimestre y en el séptimo llegó a conseguir solamente 1 punto de 10 posibles.

La razón es principalmente la resistencia a tener un comité de Adquisidores donde realmente los ciudadanos tengan una participación activa.

El Comité de adquisiciones del municipio no tiene evidencia de haber sesionado en la segunda mitad de 2013. Debido a que el Comité no sesionó, y por tanto, no se generó convocatoria a contralores ciudadanos ni un acta que avale la participación ciudadana efectiva.

Santa Catarina solo obtuvo calificaciones aprobatorias en el primer bimestre, un 8, cuando era solo necesario entregar un informe preliminar; después de ello, la calificación más alta que ha logrado es de 6.8.

El municipio que gobierna Raymundo Flores, en Apodaca, solo ha conseguido  aprobar la mitad de los bimestres; comenzó reprobando en el primero con un 4, y de allí ha “suspendido”  sexto, séptimo y octavo.

La razón es la misma: no invita a los ciudadanos a participar en la toma de decisiones de su gasto público.

“Es necesario y urgente activar el Comité de Adquisiciones, una de las acciones que el municipio se comprometió a cumplir a través de la plataforma ciudadana, el objetivo de esta acción es transparentar el proceso de compras municipal y fomentar una clara rendición de cuentas en materia de uso del gasto público. El objetivo no se está cumpliendo”, dice la evaluación de la plataforma para este municipio. Lo mismo sucede en García.

En Escobedo y Juárez las notas son apenas aprobatorias y si bien celebran la claridad en la información que expresan en su portal electrónico, la falla sobre el Compite de Adquisiciones es una constante.

Sólo tres municipios se “salvan” de esta constante observación: San Nicolás de los Garza y San Pedro Garza García, como los mejores dos evaluados (tienen el mismo promedio de 9.1) y Guadalupe con 8.2.

Claves

Las debilidades

- Los principales señalamientos son: contratar los servicios más caros de basura, luminarias, y productos cuyos proveedores se manejan a través de un prestanombres.

- En el caso del municipio de Apodaca, sólo ha conseguido  aprobar la mitad de los bimestres; comenzó reprobando en el primero con un 4, y de allí ha suspendido tres.

- En lo que respecta a Escobedo y Juárez las notas son apenas aprobatorias, y si bien celebran la claridad en la información, la falla sobre el Comité de Adquisiciones es una constante.