Municipios podrán sancionar a contaminantes de ríos

La Conagua dijo que las multas serían de alrededor de los 90 mil pesos a 1 millón 200 mil para quienes tiren basura y escombro, y de 72 mil a los 300 mil pesos quienes descarguen aguas residuales.
El río Pesquería presenta un alto grado de contaminación.
El río Pesquería presenta un alto grado de contaminación. (Foto: Agustín Martínez)

Monterrey

Al señalar que la Conagua no puede estar vigilando a detalle los movimientos de quienes realizan descargas en los ríos y arroyos de los municipios, Oscar Gutiérrez, director general del Organismo de Cuenca Río Bravo, dijo que en breve será entregado a los Ayuntamientos un documento en custodia para que áreas municipales participen en la vigilancia.

El funcionario señaló que de tal forma se le darán facultades legales a los municipios para que también apliquen sanciones a quienes incurran en algún delito como el tirar basura u otros desechos y a quienes realicen las "descargas hormiga".

"Todo eso reconociendo que es imposible que la Comisión Nacional del Agua con su personal pudiera ser vigilante de tantos kilómetros y kilómetros que tienen ríos y arroyos en donde cruzan, y sobre todo en una dinámica tan compleja como lo es el área metropolitana, donde los tiraderos de escombro, basura, rellenos, etcétera, es mucho muy delicado, complicado y por ello la colaboración de los municipios es fundamental para poder tener una efectividad", manifestó

Esto se da luego de que semanas atrás murieran cientos de peces en el río Pesquería.

Las sanciones podrían ser para quienes tiren basura y escombro, y se puede aplicar una multa de los 90 mil pesos a 1 millón 200 mil.

Mientras quienes descarguen aguas residuales tendrían una sanción de los 72 mil a los 300 mil pesos.

Gutiérrez Santana comentó que el documento ya se encuentra en manos de la Secretaría de Desarrollo Sustentable y que en la próxima reunión con los ediles se afinarán detalles del programa donde se proyecta que participen las áreas de Protección Civil, Ecología, entre otras.

"Hemos ya puesto en manos de la Secretaría de Desarrollo Sustentable del ingeniero Fernando Gutiérrez, un modelo de documento para hacer la entrega en custodia de las áreas federales que son contiguas a su propio municipio en el río Pesquería, a fin de que establezcamos una colaboración, un apoyo de todas las corporaciones de Seguridad, Tránsito, Policía, Protección Civil que tienen los municipios para que nos apoyen en la vigilancia sobre todo del tiradero de escombro, basura, líquido, de las llamadas 'descargas hormiga'", expresó.

Reiteró que a través del documento los municipios tendrán facultades legales, y en caso de encontrar a algunas personas realizando la acción indebida serán sancionados.

"Este documento va a permitir otorgarle facultades legales a los municipios para que ellos en flagrancia intercepten al vehículo que está haciendo alguna descarga, algún tiradero, lo lleven al Ministerio Público y ahí es donde la Comisión Nacional del Agua hace suya la denuncia y presenta toda la documentación obtenida por el propio municipio para configurar los delitos de aguas nacionales para este tipo de casos", detalló.

El acuerdo será firmado en la próxima reunión de la Conagua con la Secretaría de Desarrollo Sustentable y los ediles del estado.

El funcionario adelantó que la próxima semana realizarán un recorrido con el alcalde de Escobedo por los márgenes del Río Pesquería.

Piden a concesionarios ponerse al corriente

La Comisión Nacional del Agua, delegación Nuevo León, lanzó un llamado a los poco más de 5 mil usuarios que no han cumplido con la renovación del título de concesión de aguas nacionales y que tienen hasta el 31 de diciembre para hacerlo.

Oscar Gutiérrez Santana, director general del Organismo de Cuenca Río Bravo, explicó que quienes no lo hagan serán acreedores a multas que van desde los 90 mil hasta 1 millón 200 mil pesos, e incluso la suspensión definitiva.

En rueda de prensa, explicó que se estarán revisando los 23 acuíferos que existen en la entidad para ver el grado de explotación de cada uno de ellos y pudiera fluctuar la reducción para los concesionarios de un 10 a 30 por ciento.

"Hay que verlo por el lado positivo, porque hoy por hoy sin el título de concesión, sin este decreto ya no tienen ninguna validez y se les está dando la oportunidad de recuperar del 70 al 90 por ciento del volumen que tenían", expresó.

El funcionario informó que existen 2 mil 621 títulos agrícolas que no se han renovado, mil 144 con título de uso múltiple y 319 con título de uso industrial en los últimos cinco años, y en Nuevo León existen alrededor de 20 mil expedientes.

Asimismo invitó a los usuarios a que acudan a las oficinas de la delegación ubicadas en la calle Belisario Domínguez, número 2120, en la Colonia Obispado, en Monterrey, para ponerse al corriente.