Municipios justifican demora en la ejecución de los trabajos

Se ha justificado el retraso en la ejecución de obra pública.
La CMIC se ha quejado de que las licitaciones de obras se retrasan.
La CMIC se ha quejado de que las licitaciones de obras se retrasan. (JOSÉ LUIS TAPIA)

Tampico

Las administraciones municipales han justificado el retraso en la ejecución de obra pública. Tampico argumenta que obedece a las reglas de operación de los programas que aportan los recursos, en Madero lo atribuyen a un cambio de formas que ubicaron nuevos polígonos de atención y en Altamira, a pesar de que empezaron a licitar en abril, se tomaron tiempo para analizar las propuestas técnicas y económicas de las constructoras.La urbe industrial es el único municipio que ha solicitado dos créditos al Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), el primero por 40 millones de pesos para la construcción de la presidencia y un complejo de gobierno, el otro por 26 millones para obras de infraestructura educativa, drenaje, agua potable y electrificación. Uno planean pagarlo en 31 mensualidades y el segundo en 30.En el caso de los 26 millones, representan un adelanto del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS) y será cubierto con recursos de ese programa. Mientras, Tampico y Madero decidieron aguardar la llegada de las partidas federales.En la aprobación de los programas de obra pública que se llevarán a cabo este año, los gobiernos de Tampico y Madero dieron cuenta de al menos 80 proyectos, cada uno.

El alcalde de Madero, Esdras Romero, rechazó que el programa de obras esté retrasado, dijo que se trató de un ajuste en las formas, mientras que el secretario de obras en Altamira, Antonio Martínez, refirió que se encontraban evaluando las opciones presentadas por los constructores, para elegir la más conveniente.En su caso, el presidente de la delegación de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (Cmic) en Tamaulipas, Ramiro Delgado Garza, lamentó las condiciones que atraviesan los constructores ante la falta de obra los primeros meses de cada año, ya que es a partir de junio cuando inician las licitaciones con la llegada de recursos de Hábitat y Espacios Públicos.Para 2014 refirió que esperan tener acceso los cerca de mil millones de pesos que invertirán los municipios de Tampico, Madero y Altamira en obra pública (suma de recursos propios, estatales y federales) y a más de 800 millones en Nuevo Laredo.

El director de finanzas de Tampico, Gerardo Gómez Ibarra reconoció la demora y dijo que a pesar de ello la ciudad cuenta con proyectos ejecutivos, lo que le permite acceder a más recursos.“Se puede decir que la cámara (Cmic) tiene razón, nos tardamos mucho en iniciar las obras, lo importante es que tenemos proyectos, sin proyectos no hay obras aunque tengan mil millones de pesos, ¿en qué te los vas a gastar?”, esgrimió.Dijo que los procedimientos para bajar recursos dirigidos a obra pública son “más o menos rígidos”, lo que dificulta ejecutar los proyectos en los primeros meses del ejercicio fiscal.Sin embargo, consideró que “todas las trabas que existen” son necesarias para evitar el mal uso de los recursos.Señaló que el marzo acudió a la Ciudad de México a solicitar 8 millones de pesos de fondos adicionales al presupuesto para aplicar en obra que apenas fueron depositados a la cuenta del gobierno estatal a principios de mes.Dichos fondos se usarán para pavimentación de concreto hidráulico en las colonias Unidad Modelo, Cárdenas González, colonia Naranjal y en Tancol.“No es ninguna dificultad, son las reglas de operación, no estamos ni sorprendidos ni nada, está bien claro. Si tú pides dinero para una obra, ya sea al gobernador o la federación y te adelantas y la haces ya no te dan nada. En realidad no es que sea una traba, son las reglas de operación”, sostuvo.