Municipios, lo más débil de estructura gubernamental

Hay una falta de conocimiento jurídico de las responsabilidades del ayuntamiento, porque síndicos y regidores no ejercen las obligaciones que constitucionalmente tienen.

Pachuca

Al reconocer que los municipios son el nivel más débil de la estructura gubernamental, el director del Instituto Hidalguense de Desarrollo Municipal,  José Luis Guevara Muñoz, advirtió que los regidores, síndicos, o incluso presidentes que incurran en prácticas de corrupción se harán acreedores a las sanciones establecidas en la Ley de responsabilidad de los Servidores Públicos.

Ejemplificó que en el caso de Progreso de Obregón, donde la asamblea, por un conflicto entre el edil Alfredo Zúñiga Avilés y el regidor Armando Mera Olguín, no sesiona desde noviembre de 2012 (hace un año con cuatro meses), ellos incurren en una falta que podría ser sancionada jurídicamente, ya que fueron electos para un cargo que no ejercen y sin embargo devengan un salario a costa del erario.

“El caso de Progreso es un muy buen ejemplo de cuando las cosas se pueden hacer muy mal. Encontramos una asamblea distanciada del presidente municipal y eso obviamente genera inmovilidad en el gobierno, que cumple de manera inercial con sus obligaciones. Ese es el peor de nuestros escenarios”, indicó.

Añadió que hay una falta de conocimiento jurídico de las responsabilidades del ayuntamiento, porque síndicos y regidores no ejercen las obligaciones que constitucionalmente tienen “en el afán de frenar políticamente al alcalde; sin embargo, están cometiendo una falta”.

Especificó que el condicionar el voto de un dictamen o una iniciativa en la asamblea a cambio de prebendas también es una anomalía que debe penalizarse.

“Cualquier servidor público que pide un beneficio personal por hacer lo que es su responsabilidad incurre en una falta”.

Guevara Muñoz reveló que en Yahualica se vive una situación similar a la de Progreso de Obregón, además, en otras localidades hay división entre el ejecutivo  y sus regidores, lo cual afecta únicamente a la población, al retrasar el desarrollo regional por no actualizar o modificar reglamentos, entre otros asuntos que mantienen pendientes.

“Hay ayuntamientos en los que hay ciertas tensiones, afortunadamente el gobierno del estado siempre busca mediar para desactivar el problema. Lo importante aquí es que la capacidad no sea sólo reactiva, que no vayamos sólo cuando hay un problema, precisamente la idea de un acercamiento con síndicos y regidores es prevenir que se presentes estos incidentes”.

Este año 79 de los 84 municipios están inscritos y participaran en la Agenda desde lo Local (metodología por el gobierno federal), es decir, están dispuestos a abrir las puertas de sus administraciones y rendir cuentas.