Municipios deberán acreditar el destino de todos los apoyos

De encontrarse inconsistencias, irregularidades o desvíos, se sancionará como lo marca la ley vigente en la materia.

Toluca

El subsecretario de Desarrollo Social del gobierno federal, Ernesto Nemer Álvarez, aseguró que durante 2014 en la entidad se combatirá la pobreza sin ocurrencias y, en cambio, en coordinación y alineados con la estrategia nacional en la materia.

Señaló que ello permitirá que las acciones de los tres niveles de gobierno tengan efectos específicos, que puedan reflejarse con claridad en los diversos indicadores que mide Coneval, como los servicios básicos, la vivienda y la infraestructura alimentaria.

Dijo que es por ello que una vez que se asignen los recursos a los ayuntamientos, éstos tendrán que acreditar el destino de los mismos, el cual tiene que ser parte de la estrategia nacional y estar alineado a la misma.

Asimismo, comentó que una de las estrategias para avanzar de forma significativa en los indicadores de Coneval consistirá en lograr la afiliación al programa Seguro Popular, de toda la población en estado de pobreza.

Además, también se incluye un apartado específico para mejorar la oferta educativa, la calidad en la educación y, sobre todo, el acceso a los planteles, desde el nivel básico, principalmente, lo que también incide en los indicadores de Coneval.

El funcionario federal subrayó que todos los recursos destinados al desarrollo social serán revisados y verificados por el Órgano Superior de Fiscalización, por lo que de encontrarse inconsistencias, irregularidades o desvíos, se sancionará como lo marca la ley vigente en la materia.

Recalcó que, como se definió el año anterior para la realización de la Cruzada, en el país hay 400 municipios clasificados como de pobreza extrema, de los cuales 32 están en el Estado de México y de éstos, al menos cuatro tienen una situación particularmente crítica, como Tlatlaya, Ixtapan del Oro y Zumpahuacán.

Señaló que, según las mediciones institucionales, hay pobreza extrema en todos los municipios del país, pero en las localidades prioritarias se concentra el mayor número de personas afectadas por esta situación social y económica específica.