Municipios buscan salvar humedal Ramsar

La laguna de Atotonilco hoy apenas alcanza un tercio de su espejo máximo de inundación y se seca apenas en el primer trimestre de año.

Guadalajara

Once municipios han asumido compromisos para el saneamiento y restauración de la laguna de Atotonilco, uno de los 13 sitios Ramsar con que cuenta el estado de Jalisco, dijo ayer la bióloga Silvana Marisa Ibarra Madrigal, vicepresidente del comité para el manejo del sitio, enclavado 45 kilómetros al sur de Guadalajara.

“El pasado noviembre se lanzó la campaña Guardianes de la Laguna, con el objetivo de fomentar el desarrollo integral; dicha campaña se lleva en los once municipios que conforman la subcuenca, trabajando con sectores clave como centros educativos, responsables del sector productivo -comercial, industrial, agrícola y turístico- que impactan la cuenca y población en general”, explicó.

“Cuando hablamos de humedales, ineludiblemente hablamos de agua, ya que los humedales son ecosistemas acuáticos: lagos, lagunas, ríos, pantanos, arrecifes de coral, manglares, y ¿no es el agua el principal móvil de la vida […] no es posible lograr la salud de un humedal si no se realiza bajo una visión ecosistémica de la cuenca hídrica que involucre que toda la población”, puso en relieve.

A pesar de su enorme importancia, “los humedales son ecosistemas muy amenazados, son desecados para urbanismo, son contaminados por aguas negras, son utilizados como zonas de agostadero y muchas veces vistos como focos de infecciones y enfermedades”.

Ramón Ortiz, secretario del comité, secundó: “La laguna se encuentra hoy en una situación preocupante. Hace apenas 20 años se miraba rebosante con sus 3,400 hectáreas; hoy apenas alcanza un tercio de su espejo máximo de inundación y se seca apenas en el primer trimestre de año, en consecuencia no hay buena pesca, no existe turismo ecológico, ni el clima que había antes”.