Aprovechan hora de comida para ver el futbol

Contrario al partido de México efectuado el fin de semana pasado en la mañana, los laguneros usaron su horario de descanso al mediodía para abarrotar restaurantes y ver jugar a la Selección.
Los restaurantes lucieron más abarrotados que en otras ocasiones.
Los restaurantes lucieron más abarrotados que en otras ocasiones. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

Los socorristas de la Cruz Roja de Torreón también disfrutaron del partido entre México y Brasil en la Copa del Mundo, sin descuidar sus labores en caso de cualquier emergencia.

Ellos como toda la Comarca Lagunera y gran parte del país, pudieron hacer una pequeña pausa en sus labores, ya que fue poca la actividad en cuanto a contingencias en la ciudad.

Los que atendían emergencias, regresaban corriendo al televisor para enterarse del resultado

La zona de 'Radios', fue el punto de encuentro para los hombres y mujeres de la institución. No hubo tiempo de comprar botana o de prepararse para el partido, quienes llevaban su refrigerio, aprovecharon la ocasión para comer y observar el encuentro.

El primer tiempo se vivió al filo del asiento, nunca hubo pesimismo pero sí gritos de aliento, mientras que otros se estiraban los cabellos con las llegadas del peligroso del rival.

José, Pancho, Adela, Johana, Alejandra y Evelyn, cumplieron su turno, observaron el juego y estuvieron alerta a las contingencias que se presentaran.

Todos coincidieron que el portero Memo Ochoa fue el héroe del partido, así como ellos son en su labor.

BARES Y RESTAURANTES 'HASTA LA BANDERA'

Sin duda uno de los sectores más beneficiados con la fiebre mundialista, es la de los bares y restaurantes.

Muchos lugares de la ciudad fueron beneficiados con el horario del partido y lucieron abarrotados de comensales.

El Taco Chilango de Bulevar Independencia, fue uno de esos sitios donde ya iniciado el partido, tenía lleno total.

La mayoría de los trabajadores aprovecharon su descanso de comida que les otorgan para ver el partido en compañía de sus amigos o familia.

La gente hacía fila afuera de los establecimientos desesperados por ingresar, pues el balón ya rodaba.

Las atajadas de Ochoa a los 24 y a los 42 minutos, fueron celebradas como si hubieran sido goles a favor de México. Porras de "portero, portero" se dejaron escuchar.