Aplican multa electrónica a "correlones" en Saltillo

Autoridades explican que se pretende concientizar a la ciudadanía, asimismo se informó que el programa se auxilia de 10 cámaras que detectan a los que circulan a exceso de velocidad.
Saltillo acaba de implementar un sistema de multas electrónicas para aquellos conductores que superen el límite de velocidad establecido.
Saltillo acaba de implementar un sistema de multas electrónicas para aquellos conductores que superen el límite de velocidad establecido. (Ana Ponce)

Saltillo, Coahuila

Tan sólo durante el año 2014 en Saltillo se registraron en promedio mensual mil accidentes viales y 3 decesos a consecuencia de estos, se conoció de un total de 603 accidentes a causa del exceso de velocidad.

De enero a marzo de 2015 se habían contabilizado 108 accidentes en los que se vieron involucrados automovilistas que no respetaron los límites de velocidad.

Por ello el Ayuntamiento buscó un programa que permitiera disminuir el índice de accidentes automovilísticos y las muertes por eventos de este tipo. Fue la justificación que se ha planteado para la implementación de las "Multas Electrónicas".

Tras un anuncio emitido a través de un comunicado proporcionado a medios de información, el Gobierno Municipal daba a conocer, tres días antes, que a partir del 13 de Abril se implementaría el programa de multas electrónicas.

En este sentido, al decir que también a quienes no respeten las reglas de transito, se deja entender que se podrán aplicar infracciones a quienes cometan otro tipo de faltas al reglamento y no sólo a quienes excedan los límites de velocidad señalados.

Las cámaras fueron ubicadas en puntos estratégicos de la ciudad, destacando que son diferentes a las cámaras de vigilancia urbana, que no se utilizarán para multar, se asegura en el escrito.

Justo el día que se emitió el comunicado, una menor y una mujer adulta perdieron la vida a consecuencia de las lesiones sufridas cuando un automóvil que circulaba a exceso de velocidad impactó la unidad en la que ellas viajaban, de igual manera otra persona resultó gravemente lesionada.

Ante la sorpresiva implementación de este programa, con muy poca información sobre su funcionamiento y con tantas preguntas en el aire, la ciudadanía comenzó a especular y a inconformarse, debido a la desinformación entre la mayoría de los conductores.

Evidente resultó que el primer día en que arrancó este programa se emitieron 448 multas por exceder los límites de velocidad permitidos, que para este inicio quedó establecido en 110 kilómetros por hora.

Isidro López Villarreal, alcalde de la ciudad, dijo que también se estuvieron emitiendo advertencias a aquellos que rebasaron los 80 kilómetros por hora, sin pasar los 100 kilómetros por hora.

"Eso con el objetivo de que la gente se diera cuenta de que estaba excediéndose de la velocidad permitida y que no pagaba la infracción, pues que mejor manera de directamente decir que alguien está excediendo el límite de velocidad".

Intentando aclarar las dudas, López Villarreal explicó que el programa será gradual, por lo que el límite de velocidad irá en decremento por periodos.

En las primeras cinco semanas, a partir de su aplicación, se multará a quienes rebasen los 100 kilómetros por hora.

A partir de la sexta semana y hasta la novena la multa se aplicará a quienes rebasen los 90 kilómetros por hora, para la décima semana se determinará si la velocidad máxima permitida quedará en 80 kilómetros por hora o se queda en 70 kilómetros por hora, velocidad máxima establecida desde hace 10 años.

"Dependiendo de cómo vaya mejorando la incidencia en los accidentes, vamos a consultar con la ciudadanía para ver si los dejamos en 80 o si habría que hacer una modificación".

Una de las inconformidades que existen entre los ciudadanos, es que sólo a los cumplidos se aplicaría esta multa y se cuestionaban:

¿Cómo se aplicarán las multas a los autos que no cuentan con placas, que portan placas vencidas o aquellos que tienen placas de otros Estados?.

Para esto, el ayuntamiento prepara equipar unidades especiales en la que los policías de tránsito puedan recibir la información de los dispositivos electrónicos y hacer la detención del vehículo infractor para que su conductor reciba la infracción correspondiente y pague la multa en el momento, de lo contrario el auto será remitido al corralón hasta que la multa sea liquidada.

De igual manera se realizarán convenios con algunos Estados vecinos, como Nuevo León y Durango, para que se proporcione el padrón vehicular y poder enviar las multas a estos ciudadanos que excedan los límites de velocidad en la ciudad.

A cambio, el municipio de Saltillo otorgará una participación del 10 por ciento de lo recaudado por las multas de los foráneos a la entidad correspondiente.

Asimismo aseguró que el Gobierno de Coahuila también participa en este programa pues se firmó un convenio por el cual se hizo la entrega del padrón vehicular, para poder implementar el nuevo sistema de multas electrónicas.

Aunque sostiene que el programa no es recaudatorio, señala que el dinero captado a través de este sistema pudiera ser destinado a solventar los 101 millones de pesos que se incrementará el gasto en materia de seguridad pública.

"Inclusive en los señalamientos para llevarlos de 70 a 80 o si lo dejamos en 70, pero lo que no queremos es que sea recaudatorio, lo que queremos es salvar vidas".

"Tenemos que verlo con el Cabildo, ahorita lo que está contemplado es aplicarlo en el incremento que hemos tenido con respecto a cómo se recibió la fuerza de seguridad, en donde para este año nos crece el gasto por 101 millones de pesos y para el otro año nos crece en 50 millones adicionales, con los 300 policías que vamos a contratar este año".

Destacó que el ayuntamiento sigue solventando el pago de los elementos del Grupo de Reacción Operativa Metropolitana, aunque pasó a ser operado por la Secretaria de Gobierno de Coahuila.

"Creemos que si apoyamos a los municipios vecinos, con más de 70 millones de pesos que nos cuestan los GROMS, vale la pena, porque vale la pena tener seguros a los ciudadanos".