Alcaldes priistas buscan endurecer multas por ‘texting’

Durante la reunión con el secretario General de Gobierno, se estableció que es un tema que debe tratarse a fondo debido a las consecuencias fatales que en ocasiones se registran.
En la reunión, los ediles trataron diferentes temas.
En la reunión, los ediles trataron diferentes temas. (Foto: Raúl Palacios)

Monterrey

Con la ausencia de alcaldes metropolitanos del PAN, el secretario General de Gobierno, Álvaro Ibarra Hinojosa, llevó a cabo una reunión con ediles priistas para tratar temas como el de incrementar las multas para quien conduzca usando el teléfono celular.

Allí coincidieron en que es un problema que debe atacarse a fondo, debido al riesgo que existe tanto para los mismos automovilistas como para peatones el uso de objetos mientras se conduce.

César Garza Villarreal, alcalde de Guadalupe, lamentó que 'textear' al conducir sea una de las primeras causas de accidentes y en algunas ocasiones con consecuencias fatales.

"Es increíble que una persona que está texteando se sustrae del mundo real para meterse en el del teléfono y eso puede costarle la vida a un peatón, o un conductor y ocupantes si se presenta un percance vial por ese motivo", indicó.

Durante la reunión a la que también asistió Sergio Alanís, titular de Fomerrey, e integrantes de Catastro, se trataron temas como el de asentamientos irregulares en terrenos de alto riesgo, y el rezago en escrituras en colonias que tienen más de 20 y 30 años.

En este contexto, Raymundo Flores Elizondo, edil de Apodaca, señaló que se hizo referencia a las familias que invadieron el río Pesquería a la altura de la colonia Los Altos, lugar que tras el huracán 'Alex' quedó solo.

"A esas, alrededor de 40 familias, les vamos a dar reubicación, pero resulta que se requiere que hagamos algo en el río, porque hemos detectado que con apoyo de sus líderes, están haciendo negocio pues los sacas, los reubicas, regresan y los lugares asignados los rentan", apuntó Flores Elizondo.

En ese sentido se debe de hacer algo para evitar que invadan los terrenos del río, debido al riesgo que representa.