Cabildo revisará problema de mujeres taxistas

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, explicó que el programa piloto representa una oportunidad para darle credibilidad a las instituciones municipales y por ello no puede abandonarse.
La semana pasada las mujeres adheridas a ese programa de taxistas mostraron su inconformidad, debido a problemas con el concesionario.
La semana pasada las mujeres adheridas a ese programa de taxistas mostraron su inconformidad, debido a problemas con el concesionario. (Aldo Cháirez/Archivo.)

Torreón, Coahuila

Las comisiones de Equidad de Género y Derechos Humanos en el Cabildo, revisarán la problemática con las mujeres taxistas en una reunión especial con autoridades del Instituto Municipal de la Mujer (IMM).

Ángela Campos, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, explicó que el programa piloto representa una oportunidad para darle credibilidad a las instituciones municipales y por ello no puede abandonarse.

La semana pasada las mujeres adheridas a ese programa de taxistas mostraron su inconformidad, debido a problemas con el concesionario que argumentaba no cumplieron con la renta, pero las afectadas también alegaron malos tratos.

"Vamos a tener la comisión conjunta de Género y Derechos humanos con la invitación de Dulce Pereda precisamente para que nos hable del seguimiento que se le dio al programa de las 16 personas preparadas durante tres meses", dijo.

Recordó que hace unos días las mujeres estuvieron con ella para platicarle sobre la situación que vivieron con el concesionario con el que se realizó de manera coordinada el programa.

"Ellas estuvieron aquí para platicarme de los abusos a los que fueron objeto y queremos tratar de resolver la situación en que se encuentran".

Y agregó que buscan que la titular del IMM les diga qué va pasar con "la preparación que se les dio que es de credibilidad de instituciones, no podemos dejarlas sueltas y el instituto tiene la obligación de darles seguimiento".

Por otra parte, Ángela Campos habló de que ya trabajan en la conformación de un reglamento especializado en materia de los derechos humanos y que deberá estar concluido para antes de que termine el primer semestre del año.