Mujeres, las más interesadas en alfabetizarse: UNAM

Así lo informó Marisol Rivera, coordinadora regional de la Universidad Nacional Autónoma de México.
Mujeres que recibieron su constancia de acreditación del curso.
Mujeres que recibieron su constancia de acreditación del curso. (Foto: Especial)

Tehuacán

De las casi tres mil personas que se inscribieron en el programa de alfabetización que imparte personal de la UNAM y UAP, el 87 por ciento son mujeres, sector en el que han encontrado mayor disponibilidad de aprender a leer y escribir, informó Marisol Rivera, coordinadora regional de la Universidad Nacional Autónoma de México.

En entrevista al término de la ceremonia que se realizó en el complejo cultural El Carmen, donde entregaron constancias a adultos que se incorporaron a la cruzada nacional de alfabetización, explicó que los hombres no muestran el mismo interés por alfabetizarce pues anteponen el trabajo.

En la zona asignada atienden principalmente a campesinos, quienes por sus labores regularmente todo el día están fuera de casa y cuando regresan, dicen que se les complica acudir a recibir sus asesorías.

Sin embargo, los varones que se han incorporado varios lo hicieron por cuestiones de trabajo y con ellos han tenido buenos resultados, son comprometidos y tienen el interés de culminar su educación básica.

Los municipios que personal alfabetizador de la UNAM está atendiendo son Tehuacán, San Gabriel Chilac, Ajalpan y Zoquitlán, lugares donde atienden a unas tres mil personas que están en proceso de alfabetización.

Guadalupe Canales Luna, coordinadora regional de la UAP, informó que han atenido a 800 educandos que se encuentran principalmente en el municipio de Tehuacán.

En Tehuacán, dijo, fueron 276 las que recibieron su constancia de educandos y 47 de asesores y facilitadores que pertenecen a la UAP, UNAM, IEEA, SEP y bachilleratos alfabetizadores.

En este proceso de enseñanza explicó que en un principio observaban cierta renuencia en las personas, pero una vez que estas se daban cuenta del avance que había en otros educandos se fueron integrándose a los círculos de estudios y sobre todo la aptitud de los asesores que los motivan a formar parte de este grupo de personas se fueron integrando a este programa que busca abatir el rezago educativo.