Procesan a mujer por trata y prostitución con 2 menores

Fue detenida el 22 de noviembre por la Policía Operativa del Estado y GATES en el municipio de Frontera, al sorprender a una menor con un adulto en sospechosa situación.
El proceso se desarrolló en el municipio de Frontera.
El proceso se desarrolló en el municipio de Frontera. (Agencia Infonor)

Monclova, Coahuila

María Elena Angulo Armenta fue trasladada al Cereso de Saltillo luego que el Juez Penal Hiradier Huerta vinculó a proceso sin goce de libertad por los delitos de lenocinio y trata de personas.

La mujer fue detenida el 22 de noviembre por la Policía Operativa del Estado y GATES, en el domicilio del bulevar Benito Juárez número 512, colonia Bellavista del municipio de Frontera, al sorprender a una menor con un adulto en sospechosa situación.

"Se acredita el delito de lenocinio al desprenderse los medios para facilitar la acción dando un domicilio y cobro que hacía de 800 pesos de los cuales daba a la menor 500 pesos y ella obtenía 300 pesos".

Este viernes se dio la continuación de la audiencia inicial de la causa penal 95/2014, celebrada en el Centro de Justicia, donde el Juez encontró elementos suficientes para judicializar el proceso por los delitos de lenocinio y trata de personas en base a declaraciones de dos menores que ejercían la prostitución en su vivienda y de un cliente que pagó por los servicios sexuales.

El Juez otorgó cuatro meses para la integración de la carpeta de investigación y cierre, tiempo en el cual la parte acusadora como la defensa de Angulo Armenta deberán reunir más pruebas como búsqueda de más víctimas, testigos, pruebas psicológicas, antecedentes y estudios psicológicos de la imputada.

En la audiencia con duración de una hora y media, la imputada, Armenta Angulo, quien vestía un suéter claro, bufanda atrigrada y cabello desteñido, mostraba un semblante tranquilo y se negó a declarar, cuando el Juez le observó su derecho.

"Se acredita el delito de lenocinio al desprenderse los medios para facilitar la acción dando un domicilio y cobro que hacía de 800 pesos de los cuales daba a la menor 500 pesos y ella obtenía 300 pesos".

"En la Ley General para prevenir, sancionar y erradicar los delitos en materia de trata de personas y para la protección y atención a las víctimas de estos delitos, artículo 13, que habla de obtener beneficio por la explotación de las personas, en este caso las menores, y si un mayor se aprovecha de la situación de desintegración familiar, se aplica", señaló el Juez.

De acuerdo al artículo 13 de la ley mencionada, el delito es sancionado con pena de 15 a 30 años de prisión y de un mil a 30 mil días multa, al que se beneficie de la explotación de una o más personas a través de la prostitución, la pornografía, las exhibiciones públicas o privadas de orden sexual, el turismo sexual o cualquier otra actividad sexual remunerada.

Pese a que la defensa de Angulo Armenta apeló al principio de "pro homine" para que la imputada fuera procesada por la ley que mejor le favorezca, en este caso, con el Código Penal y no con la ley general de trata de personas, el Juez lo negó debido a que el hecho fue posterior a la entrada en vigor de la ley.

TEME FAMILIA DE VÍCTIMA

En la audiencia con duración de una hora y media, la imputada, Armenta Angulo se negó a declarar, cuando el Juez le observó su derecho.

La madre de una de las menores víctimas de trata de personas, Rosa Elena Morado Andrade, dijo que solicitará la protección judicial al tener temor de la familia, hijos, de la imputada, ya que uno de ellos de 24 años,  con quien su hija mantenía una relación sentimental, la sigue buscando.

"Me la van a entregar, lo que quiero es que esté protegida, porque puede haber una represalia por parte de la familia (de imputada), ella sigue en Casa Hogar, pero ahorita me la van a entregar", destacó la madre.

"Ella tiene 15 años y se dejó embabucar (por hijo de imputada de 24 años), y la queremos proteger, ella quiere llegar a la casa, pero no tiene pensamiento de madurar y no ha cambiado, ella piensa en la señora, en el muchacho y no piensa que la estuvieron utilizando, todavía no capta el daño que le estaban haciendo".