Se quintuplica riesgo de muerte de mujeres por causas obstétricas

Asegura legisladora que esto coincide con el hecho de que hay desabasto de medicamento.

Pánuco

En la zona Norte del estado de Veracruz existe mayor riesgo a la salud de mujeres en condiciones de atención obstétrica.

A tal magnitud que la posibilidad de fallecimiento por estas causas es 5 veces mayor comparada con estados del norte del país, aseguró la diputada local Gladis Merlín Castro, quien reconoce que la entidad es un estado que tiene una alta tasa de mortalidad que lo coloca en el tercer lugar nacional en este grave rubro.

YA LO HABÍA DECLARADO LEGISLADOR LOCAL

Estas declaraciones coinciden con las realizadas por el también legislador local, Joaquín Rosendo Guzmán Avilés, quien señala de manera contundente que existen graves irregularidades en los servicios de salud y que hay un grave desabasto de medicamentos, que va de la mano con el gradual deterioro de la infraestructura hospitalaria.

Gladis Merlín señaló en su momento, para ejemplificar sus declaraciones- que las mujeres en condición de pobreza alimentaria fallecen tres veces más en promedio que aquellas que no la padecen.

Destacando que existen programas que no apoyan totalmente esta lucha contra la mortalidad materna, pues un promedio del 25 por ciento de las fallecidas son beneficiarias de programas sociales y el 33 por ciento de las mujeres que fallecieron del 2004 al 2008.

MUEREN MUJERES AUN TRAS SER HOSPITALIZADAS

Por estas causas habitaban en localidades de 2500 habitantes y en los casos de las mujeres que fallecieron en localidades de más de 50 mil habitantes sucedió muy probablemente aun con servicios de hospitalización.

MÁS IRREGULARIDADES CONTRA LAS MUJERES

Otro tipo de irregularidad contra mujeres que se puede contextualizar según la legisladora es el obstaculizar el apego precoz del niño o la niña con su madre sin causa justificada, negándole la oportunidad de cargarlo y amamantarlo inmediatamente después del proceso de nacimiento o alterarle el proceso natural del parto mediante el uso de técnicas de aceleración, sin obtener el consentimiento voluntario expreso e informado de la mujer practicándole a cambio partos vía cesárea existiendo condiciones para el parto natural.