Mueren popochas, ahora en Guadalajara

El fenómeno ocurrió en el parque Alcalde, mismo que se mantiene cerrado al público por labores de limpieza.

Guadalajara

Nadie podría haber anticipado que lo se convirtió en un escándalo mediático en Tlajomulco podría ocurrir en Guadalajara, pero así fue, el parque Alcalde se encuentra cerrado debido a que autoridades municipales realizan labores de limpieza en el lago del parque para retirar las popochas que flotan en la superficie.

La aparición de los peces se presentó el pasado lunes 27 de abril ante la sorpresa de propios y extraños, y aunque la cantidad de peces muertos es incomparable con las toneladas extraídas de Cajititlán durante septiembre de 2014, la versión de las autoridades es similar a la que en ese momento emitieron en Tlajomulco.

“Son animales que no sirven de nada, cuando los sacan del vaso lacustre ni los gatos se lo comen, crecen se reproducen y lo único que hacen es competir con las algas y otros peces”, explicó Juan Carlos Vázquez Becerra, secretario de Medio Ambiente y Ecología del Ayuntamiento de Guadalajara.

El titular de ecología en la capital del estado, explicó que la muerte de los peces obedeció a un tema de cambio de temperatura en el agua “hoy por el incremento de la temperatura se colapsa, o sea es una forma natural”, mencionó

El vaso lacustre además de un ya característico color verdoso, registra presencia de fango y una sobre saturación de popochas, estas últimas de hasta 200 por metro cuadrado, por lo que el ayuntamiento tapatío contempla retirar tanto este tipo de peces como el fango y posteriormente cambiar el agua del lago, sembrar nuevas especies y reactivar su atractivo.