Moviliza fuga en poliducto de Pemex en Altamira

De nuevo se presentó el derrame de combustible, esta vez a la altura del kilómetro 55+200 de la carretera Tampico-Mante en el poblado Villa Cuauhtémoc.

Altamira

Una vez más, una fuga de combustible ocurrida en el poliducto de Petróleos Mexicanos, tramo Madero Cadereyta, motivó la movilización de las autoridades toda vez que este incidente ocurrió a muy corta distancia de una zona habitada, por lo que personal de Pemex y de la Policía Federal división Gendarmería acordonaron el área, mientras era contenida la contingencia, la cual afortunadamente no trajo afectaciones a los residentes de la zona.

Esta nueva fuga ocurrió en el kilómetro 55+200 de la carretera Tampico-Mante a la altura de la colonia Jardín del poblado Villa Cuauhtémoc al norte de Altamira, fue al filo de las 14:30 horas cuando los residentes del sector en referencia dieron aviso a las autoridades sobre el penetrante olor que era esparcido por el viento, de ahí que al pasar un convoy de la Policía Federal División Gendarmería, se les pidió su apoyo y consejo sobre la situación que estaba prevaleciendo en su poblado y estos después de efectuar una inspección por la zona constataron que se trataba de una fuga en la tubería por lo que se dio aviso al personal de Petróleos Mexicanos para que pusieran en marcha el protocolo de contingencia que este tipo de situaciones exige.

Cabe hacer mención que fue el comandante del cuerpo de bomberos de Altamira Víctor Pérez Cruz, quien mencionó que al llegar al sitio por los mismos lineamientos de seguridad de la paraestatal, no se les brindó la autorización para que ellos participaran en las labores de contención de la fuga, por lo que fue el personal de la paraestatal los que llevaron a cabo los trabajos para contener los escurrimientos y sellar la línea que fue rota aparentemente a causa de una toma clandestina.Afortunadamente por la prontitud con que se llevaron a cabo estos trabajos de remediación, no fue necesaria la evacuación de las 200 familias que residen en la zona en donde ocurrió esta fuga, de ahí que el personal de la Gendarmería solo estuvo monitoreando la zona para constatar que no se fuera a presentar alguna afectación a los residentes de la colonia Jardín.