Mosquita blanca es culpa de productores

Jorge Sánchez, director de Control de Plagas, señaló que la ploriferación de la plaga es a causa de los productores que dejaron sus residuos tirados y eso se convirtió en incubadora de larvas.
Mosquita blanca
Mosquita blanca (Milenio Digital)

Gómez Palacio, Durango

El director de Control de Plagas de la Junta Local de Sanidad Vegetal, Jorge Sánchez Arellano, sostuvo que la alta infestación de la plaga de la mosquita blanca en La Laguna ha sido una responsabilidad de los productores al no cumplir en tiempo y forma con la destrucción de sus cosechas, ya que sirven de hospedera para su reproducción.

Sin embargo, sostuvo que el problema ahora es que de generalizarse puede demeritar la calidad de la fibra, por lo que se están tomando acciones para su pronta erradicación por parte de las dos juntas locales de Sanidad Vegetal y no represente una amenaza en el futuro.

"La plaga aún es controlable y ya se establecen las medidas necesarias, sin embargo, se deben tomar las acciones correspondientes y las sanciones adecuadas."

Dijo que de los productores de sembraron melón o sandia, dejaron los residuos tirados y ello se convirtió en un "buffete" para las larvas, que se convirtieron en mosquita blanca, por lo que es ahora cuando se presentan los problemas. 

En este sentido, dijo que se pedirá a las dependencias encargadas de sancionar a infractores que han provocado el incremento en la presencia de esta plaga que levantó la alerta en la región.

Se han girado instrucciones del presidente de Sanidad Vegetal, Ubaldo Nava Moreno, para que se proceda a una campaña intensa, de la mano con el organismo similar de la parte de Coahuila, a fin de detectar quienes incumplieron con la destrucción de sus residuos de cosecha, aplicar las sanciones respectivas y que en su caso la Sagarpa asigne el recurso para contratar a un "maquilador" y ejecute ese trabajo.

No obstante, manifestó que la plaga aún es controlable y ya se establecen las medidas necesarias, sin embargo, insistió que se deben tomar las acciones correspondientes y las sanciones adecuadas para evitar que se repita este tipo de situaciones.

Hizo ver que la Junta Local de Sanidad Vegetal no tiene las facultades para aplicar sanciones y que estas corresponden a la Secretaría de Agricultura y en este caso específico a la Delegación Regional.