Laguneros desafían al frío y participan en “Moreleando”

Ciertamente pudo verse una menor afluencia de personas, pero no tan pocas como cabría esperar. A las 20:00 horas, estaban repletos los dos carriles de la avenida Morelos, en Torreón.
Una Laguna golpeada por la violencia, recuperó el Centro de Torreón con Moreleando.
La convocatoria en redes sociales, previniendo el clima, invitó a los asistentes a llevar sus respectivos suéteres, botas, paraguas y sobre todo la buena onda. (Cecilia Rojas)

Torreón, Coahuila

En el primer "Moreleando" de este año, hubo un poco menos de afluencia que en otras fechas. El termómetro marcaba los nueve grados centígrados, pero el calor humano estaba ahí.

La convocatoria en redes sociales, previniendo el clima, invitó a los asistentes a llevar sus respectivos suéteres, botas, paraguas y sobre todo la buena onda. Por fortuna no llovió en esta ocasión, pero los ciudadanos, en particular los jóvenes, desafiaron el clima gélido y tomaron la avenida Morelos.

En la convocatoria en redes sociales invitaban a los asistentes a acudir bien abrigados.

La venta de artículos diversos en el mercadito de la Degollado, fue el lugar más concurrido. Había muchos charcos derivados de las lluvias, pero la mayoría fueron barridos por los mismos locatarios.

Ciertamente pudo verse una menor afluencia de personas, pero no tan pocas como cabría esperar. A las 20:00 horas, estaban repletos los dos carriles de la avenida Morelos.

Músicos animaban el paseo a lo largo. A diferencia del Paseo Colón, en este espacio sí se permite la entrada a vendedores ambulantes, que deleitaron a los asistentes con deliciosos elotes, burritos, camotes y demás ricuras. También había locatarios que no dudaron en sacar mesitas a la banqueta, animándose algunas personas a sentarse ahí a pesar del frío.

En bicicleta, patines, patinetas, sillas de rueda, carreolas, triciclos o a pie, este espacio público va tomando cada vez más fuerza, al cohesionar a la colectividad como no se hacía desde hace tiempo, invitándola a tomar las calles y hacerlas un centro dónde la cultura, la música y las expresiones artísticas cobren sentido.