Propone Gracia en Senado cancelar Monterrey VI

El senador panista planteó un punto de acuerdo para pedir al gobernador Rodrigo Medina, a la CNA y a SADM que dejen sin efecto el fallo de la licitación para el proyecto hidráulico.
Raúl Gracia Gumzán, ex secretario general del PAN y actual senador.
Raúl Gracia Guzmán, senador del PAN. (Leonel Rocha)

Monterrey

El senador Raúl Gracia Guzmán presentó un punto de acuerdo para exhortar al gobernador Rodrigo Medina de la Cruz, a la Comisión Nacional del Agua y a Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey a dejar sin efecto el fallo de la licitación del proyecto hidráulico Monterrey VI.

Por ende, se agrega en la solicitud, cancelar la construcción del acueducto hasta que el Gobierno informe de manera detallada y con claridad cuál será el impacto social y ambiental que tendrá esta obra y los costos que implicará al estado, y sobre todo, cuánto y cuántos años tendrán que pagar todos los nuevoleoneses de sus bolsillos para llevar a cabo esta obra.

El punto de acuerdo fue turnado a comisiones y posteriormente será votado por los integrantes del Senado de la República.

Gracia Guzmán expresó que existen diversas problemáticas relacionadas con este proyecto hidráulico y añadió que la falta de claridad y transparencia se encuentra en tres puntos principales.

"Se presume un incremento en las tarifas de agua, para los usuarios del servicio; las grandes inconsistencias en los costos de financiamiento, pues no se ha esclarecido cómo se pretende financiar el proyecto, el endeudamiento que dejará dicha obra para los neoleoneses.

"La poca  calidad del agua que se pretende trasladar por el acueducto y la claridad en el uso del agua: consumo humano para realizar la práctica de 'fracking' y extraer el gas 'shale'".

El senador refirió en el apartado de antecedentes del punto de acuerdo que el 10 de octubre de 2012, durante el Tercer Informe de Gobierno, el gobernador anunció la creación del proyecto hidráulico Monterrey VI con el que, según dijo, se garantizaría el suministro de agua potable para los próximos 50 años, al trasvasar el agua de la cuenca del río Pánuco a la presa Cerro Prieto en Nuevo León.

Añadió que el 8 de septiembre de 2014 se dio el fallo de la licitación para la construcción del acueducto, y el grupo ganador está conformado por Concretos y Obras Civil del Pacífico Desarrollos y Construcctores Rogar, filial de Grupo Higa; grupo Controladora de Operaciones de Infraestructura, Recsa Concesiones y Productos y Estructuras de Concreto.

Detalló que el monto de su propuesta fue de contraprestación mensual por 124 millones  999 mil 167 pesos sin incluir el Impuesto al Valor Agregado correspondiente.  

Apuntó que, una vez entregada la obra, la paraestatal pagará mensualmente la cantidad referida más IVA por un periodo de 27 años a una tasa fija de 6.25 por ciento. La obra se financiará con recursos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y el estado de Nuevo León.

Aseveró que en la información difundida por Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey sobre el proyecto no se encuentran los estudios de impacto ambiental ni lo referente a la calidad del agua que será mezclada con la ya existente en la presa Cerro Prieto.

"Esto, sin duda, da incertidumbre a la decisión de realizar la obra. Aunado a esta problemática existe una gran confusión en relación a la autorización asignada por parte de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) al Gobierno del Estado de Nuevo León para explotar, usar o aprovechar aguas nacionales superficiales".

Lo anterior, explicó, porque en un principio se mencionó que esta asignación había sido para traer el agua del río Tampaón, afluente del río Panuco, en San Luis Potosí, y posteriormente en las bases de licitación se indica que la fuente de abastecimiento será el margen izquierdo del río Pánuco, en San Luis Potosí.

"No se aclara cuál es el caudal en donde se pretende colocar la bocatoma del acueducto. Es importante mencionar, que debe ser pública toda la información referente a las poblaciones que se verán afectados por la construcción de este acueducto. No es viable un proyecto que quite el agua a otras comunidades, con el objetivo de satisfacer la demanda del líquido donde no hay escasez".