Pide Eugenio Clariond más diálogo antes de iniciar Monterrey VI

El presidente del Fondo de Agua Metropolitana de Monterrey dio a conocer que se realizó un estudio en el cual se advierte de un impacto económico, ecológico y social para la entidad con dicho ...
Eugenio Clariond Reyes-Retana, presidente del Fondo de Agua Metropolitana de Monterrey.
Eugenio Clariond Reyes-Retana, presidente del Fondo de Agua Metropolitana de Monterrey. (Roberto Alanís)

Monterrey

Eugenio Clariond Reyes-Retana, presidente del Fondo de Agua Metropolitana de Monterrey, pidió al gobierno más diálogo con técnicos y expertos antes de iniciar el proyecto de Monterrey VI.

Esto al darse a conocer un adelanto del estudio The Nature Conservancy (TNC), "La seguridad hídrica de Monterrey y su zona metropolitana", el cual señala que este proyecto traerá un impacto económico, ecológico y social para la entidad, por lo que será una "inversión nefasta".

El Fondo de Agua Metropolitano de Monterrey a un año de su creación, en conjunto con TNC, realizó este estudio que estará concluido el próximo martes para ser presentado a las autoridades, donde hacen nueve recomendaciones antes de llevar a cabo la construcción del acueducto.

En conferencia de prensa para dar a conocer un adelanto y los hallazgos del estudio, Eugenio Clariond destacó que habría un impacto ecológico por el uso de energía eléctrica para el bombeo de agua, que incrementaría las emisiones de CO2 entre 4 a 14 por ciento al compromiso que estableció México ante organismos internacionales para reducir dichas emisiones.

"El Pánuco actualmente ya presenta un déficit de agua durante dos meses del año y con las asignaciones y reservas otorgadas por el gobierno federal a Querétaro, Guanajuato y Nuevo León aumentará el déficit de agua en el Pánuco de manera importante. Más aún si consideramos los cambios climáticos que no han sido tomados en cuenta para el balance de dicha disponibilidad.

"Dado que existen elementos que indican que la disponibilidad del agua del Pánuco es menor a la proyectada, se prevén que se van a generar impactos económicos, sociales y ambientales que deberían de ser evaluados para no poner en riesgo la seguridad hídrica de Monterrey y el sistema hídrico del Pánuco, así como los ecosistemas que dependen de ellos", señaló.

Los estudios que sustentan Monterrey VI se basan en medidas de entre 270 a 300 litros de agua por habitante por día para estimar la demanda y proyectarla con la recomendación de la Conagua de 230 litros por habitante, por lo que se necesitaría nuevas opciones de abastecimiento para después de 2025.

Datos históricos es que Monterrey VI y los Servicios de Agua y Drenaje han facturado 170 litros por habitante sólo el año pasado, y para hacer el estudio se calcularon 300 litros por habitante, lo que quiere decir que contaron el doble de lo que se necesita.

"No necesitamos esa agua, no al menos en el futuro previsible", consideró el presidente del Fondo de Agua Metropolitano.

Indicó que un uso más eficiente de agua para lo agrícola en Nuevo León, podría contribuir a asegurar el vital líquido sin necesidad de intervenir en infraestructura gris para traerla de otros estados.

Con ello sólo se elevarán costos y se invertiría en infraestructura gris, en el caso de Monterrey VI esto implica liberar hasta 85 por ciento de lo que se busca traer del Pánuco.

El estudio fue elaborado por la firma TNC donde participan 600 científicos, de 15 países; TNC es socio del Fondo de Agua Metropolitano.